Alajuelense necesitado de títulos
Jonathan McDonald no habla de revancha, de cara a una nueva final. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

201512172040160.recuadro-33.gif
Los manudos están en una final más, pero ahora llegan más necesitados que nunca, urgidos de volver a levantar un título nacional.
Ha pasado mucho tiempo desde que el equipo quedó campeón, imperdonable para un cuadro que se había acostumbrado a celebrar aunque sea una vez al año en los últimos tiempos.

En el Invierno 2013 fue la última vez que los rojinegros vivieron esa sensación y desde entonces en el camino se han llevado varios golpes.
Tienen dos finales perdidas, una ante Saprissa y otra contra Herediano, uno de ellos será su rival.
Así que, hoy más que nunca, Alajuelense necesita llevar una alegría a su afición y eso lo saben sus jugadores.
“Estar en esta gran final es importante porque esperamos conseguir el objetivo que nos trazamos al inicio, aunque falta un paso más”, afirmó Hernán Torres, técnico manudo.
La victoria ante Limón de 3-0, además de clasificar a la Liga a la final, le sirvió para volver a retomar la confianza.
“Sacamos el arsenal que veníamos manejando durante el semestre, es un golpe de motivación”, comentó el delantero Jonathan McDonald.
Alajuelense tendrá a favor que podrá cerrar en casa, lo que no pasó en la última final contra los florenses.
“Para nosotros es importante que la afición salga contenta porque cerramos la final acá, queremos un estadio completamente lleno y esto es un incentivo para nosotros en la parte de la motivación”, afirmó Ariel Rodríguez, mediocampista rojinegro.
Esta será la primera gran final de Hernán Torres como técnico, y la primera que jueguen los manudos sin la presencia de Óscar Ramírez en el banquillo.
Volver a tomar el ritmo del Invierno, cuando los manudos mandaron en años anteriores —a excepción de 2014—, podría estar a solo 180 minutos.


Ver comentarios