Enviar
Alajuelense a reinventarse
Contrataron a Juan Gabriel Guzmán y Oscar Ramírez llegaría al banquillo

Las mieles del triunfo, el éxtasis de la victoria final, la apoteósica celebración de un campeonato, el orgullo de la corona; todo eso para el Alajuelense son solo recuerdos de una situación que ya suma media década de no repetirse.
Alajuelense, el 24 veces campeón nacional, tiene a sus aficionados como almas en pena, esperando y esperando por una celebración que ya se tarda y que la eliminación del domingo hizo más larga; no obstante, el presidente del Alajuelense, Jorge Hidalgo, se aferra a que se va por el buen camino, aunque no siempre las cosas salen a pedir de boca.
La conocida llegada de Jorge Davis, la contratación ayer del sureño Juan Gabriel Guzmán y el posible arribó al banquillo rojinegro de Oscar “El Macho” Ramírez significan una buena sumatoria para los rojinegros, en un elenco que esta temporada, eliminación aparte, mostró cosas buenas ante los ojos de su afición.
Aunque Hidalgo no quiso confirmarlo, por otro lado se supo que es inminente el adiós de un grupo de jugadores que ya cumplieron su ciclo en esta institución.
Hidalgo rescató a figuras que se han consolidado, como Luis Miguel Valle, Elías Palma y Jean Carlo Solórzano, y otros que aún les falta pero van por buen camino, como Diego Estrada, Marco Ureña, José Salvatierra y Christopher Meneses. “La gente debe entender que un jugador no se hace de la noche a la mañana, sino que se va curtiendo en la suma de los partidos; una eliminación como la del domingo es dolorosa, pero es casual, no hicimos una temporada desastrosa como la pasada, y no se puede echar por la borda lo que ya hemos andado”.
Con respecto a renovaciones, el único jugador que falta de renovar e interesa que siga es Cristian Oviedo, aunque Hidalgo considera que no habrá problemas en la negociación, mientras que Pablo Gabas tendrá que ir a México a arreglar su situación con Necaxa.
El jerarca rojinegro dijo entender a la afición que está dolida, pero señaló lo del domingo como un accidente del fútbol donde su equipo primero no supo aprovechar la localía en el primer juego, y luego el domingo tuvo opciones para empatar y las dejó ir.
Cuestionado sobre el largo tiempo sin ser campeones, Hidalgo contestó que “el aficionado debe entender que aquel campeonato que se ganó (2005) la Liga tenía una planilla de lujo, pero igual de costosa, hoy económicamente no podemos darnos el lujo de tener un equipo así, pero hemos conformado uno que está creciendo y nos dará muchas satisfacciones”.
Sobre una posible llegada de Oscar Ramírez al banquillo manudo señaló que, “lo considero un profesional muy serio, campeón con los dos principales equipos del país, está pronto a conseguir su licencia A, y es una buena persona”.
El jerarca rojinegro no ocultó su preocupación por el poco apoyo que mostró la afición manuda en el cierre del torneo, ya que aun sin haber quedado eliminada, la Liga hizo menos taquilla en las dos series eliminatoria (ante Puntarenas y San Carlos) que la que hicieron los norteños el domingo pasado en el juego de vuelta de las semifinales. “Eso es preocupante, porque el apoyo del público es fundamental; desde las gradas se ganan campeonatos”.
Ahora Hidalgo negocia la participación del equipo en una cuadrangular internacional y realizar una buena pretemporada para iniciar el próximo campeonato con nuevos bríos; la deuda con la afición se lo exige.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios