Enviar
Viernes 22 Febrero, 2013

Creemos que para hacer frente a los retos en materia eléctrica deben darse cambios como la aprobación del proyecto de ley que impulsó este gobierno, y de una Ley General de Electricidad


Al sector eléctrico le urgen normas legales modernas

Desde la Unión Costarricense de Cámaras nos parece oportuno y fundamental discutir sobre las necesidades en materia de electricidad que el país posee, ya que la energía es uno de los indicadores fundamentales para el desarrollo del país para lo cual es urgente incrementar la oferta de energía limpia, renovable y de calidad a bajo costo.
Es imperativo que en esta tarea sumemos esfuerzos, y por ello la participación de la inversión privada para asegurar que el abastecimiento sea capaz de responder con suficiencia, calidad y eficiencia al desarrollo del país y a los nuevos retos ambientales, no debe ser ni discutido, sino darse por sentado.
Costa Rica, según el Índice de Competitividad del Foro Económico Mundial, se ubica en la posición 42 de 144 naciones en cuanto a la calidad de la oferta de energía eléctrica. Esta importante ubicación y nuestra riqueza natural deben ser desafíos que nos motiven como nación para continuar satisfaciendo la demanda con fuentes renovables, no contaminantes y sobre todo, de óptima calidad y a precios competitivos.
Pese a ello, en estos momentos nuestro país hace frente a la demanda eléctrica cada vez más mediante la generación basada en combustibles, la cual ha provocado que en los últimos cinco años las tarifas para todos los consumidores se hayan duplicado. A esta pérdida de competitividad se suma el daño ambiental, contrario a la política de ser un país carbono neutral para 2021.
Por ello desde UCCAEP creemos que para hacer frente a los retos en materia eléctrica deben darse cambios legales como lo es la aprobación del proyecto de ley que impulsó este gobierno, denominado Contingencia Eléctrica y de una Ley General de Electricidad, que sea el marco de regulación para todos los actores del sector eléctrico.
En Unión de Cámaras creemos que una vez aprobado el proyecto de Ley de Contingencia Eléctrica debemos como país avanzar en la discusión de una ley general de electricidad que promueva la competencia en un mercado regulado, donde las necesidades de los usuarios sean el centro de la norma, que nos dé el marco jurídico necesario para incentivar las inversiones en energías renovables, que mejoren la seguridad de abastecimiento y que sea fundamentalmente, energía a precios competitivos.
En el sector empresarial somos fieles creyentes que la responsabilidad de mejorar la posición país en cuanto a la seguridad de suministro y calidad, no es exclusiva de una entidad, sino que todos los actores tenemos el compromiso, como sector privado, de contribuir a resolver el desafío que se nos impone.
En este sentido, reconocemos que la empresa privada está en la capacidad de proveer energía al sistema, energía limpia, renovable y de calidad a bajo costo.
No podemos como consumidores seguir pagando los altos precios de los combustibles, en el precio final, y en aquellos regulados que los utilizan como insumo; la energía.

Jack Liberman
Ingeniero
Coordinador comisión Electricidad de UCCAEP