Enviar

Esta atención a la zona norte es estratégica. Si el corredor vial se concreta pronto, podríamos ofrecer a los transportistas centroamericanos que necesitan trasladar mercaderías a Moín una ruta mucho más corta que les permitiría un ahorro significativo, además de desarrollar la región


Al fin la atención a la zona norte

El alto potencial de desarrollo de la zona norte ha sido ignorado por los últimos gobiernos al punto de que una nueva carretera a San Carlos ha sido un sueño inalcanzable por 30 años. Una oferta política que nunca pasó de promesas de campaña electoral.
La otra urgencia que no ha sido atendida es la necesidad de que Costa Rica tenga aduanas fronterizas modernas y eficientes.
Todos nuestros puestos fronterizos hablan de ese descuido y despreocupación de las administraciones.
Esto ha favorecido incluso que sean sitios permeables para el mantenimiento de un enorme movimiento de contrabando.
El caso de la frontera norte tiene el agravante de la mala relación con el gobierno actual de ese país vecino, el cual, por cierto, sí se ocupó de cumplir con un compromiso existente —que nosotros también tenemos— de contar con un puesto fronterizo eficiente en el sitio Las Tablillas, en Los Chiles.
El actual gobierno se ha comprometido a atender esto aunque sea mediante un puesto fronterizo provisional y ha obtenido un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo de $100 millones para la renovación de esos puestos en general, en todo el país.
Esta atención a la zona norte es estratégica. Si el corredor vial se concreta pronto, podríamos ofrecer a los transportistas centroamericanos que necesitan trasladar mercaderías a Moín una ruta mucho más corta que les permitiría un ahorro significativo.
Si además tendremos la moderna terminal de contenedores que construirá APM Terminals, todas esas empresas de la región se verán beneficiadas con un muy buen servicio en ese puerto.
Por otra parte, la zona norte cuenta (al igual que la mayor parte del país) con infraestructura eléctrica (la institución a cargo ha hecho un buen trabajo y de esa política pública nos beneficiamos todos hoy).
Pero también hay en esa zona telecomunicaciones y recurso humano idóneo para muchas áreas, lo que permitirá un crecimiento en diversas industrias y generará empleo local, acabando con la situación que hoy obliga a muchos de sus habitantes a migrar a la Meseta Central en busca de fuentes de trabajo o lo que es peor, quedar en el desempleo.



Ver comentarios