¡Al fin ganó Hamilton!
Por primera vez y con una sonrisa en su rostro, Lewis Hamilton alzó un trofeo en este 2016. ANDREJ ISAKOVIC-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

201605292153070.recnota2.jpg
Manejando agresivamente desde el inicio, Lewis Hamilton se sacudió la mala suerte que traía desde el comienzo del campeonato y no necesitó leerse las cartas del Tarot o comprarse una patita de conejo para vencer en el Principado de Mónaco, el sitio en donde los grandes se hacen inmortales.
Pasaron seis fechas y tres meses para que el campeón vigente recuperara la posición de honor en el evento de motores más prestigioso del mundo.
Montecarlo recuperó la magia en contraste con las mediocres carreras que se habían vivido algunos años atrás.
Nico Rosberg, quien mantiene la punta en la general, acabó sétimo por problemas con su monoplaza y cedió 19 puntos a su compañero de equipo en la clasificación del Mundial.
Pero, ¿qué fue lo más destacado en el Principado?
Primero, Hamilton realizó solo una parada en los boxes para cambiar de neumáticos.
Segundo, en los pits, el Red Bull Team no esperaba a Ricciardo para su segundo cambio de llantas y la descoordinación le restó tiempo.
Además, el inglés tuvo la ayudita de los comisarios que no le sancionaron por un paso fuera de pista cuando la persecución era más intensa.
Y para terminar, Rosberg fue penalizado al comienzo por problemas mecánicos, lo que le dio luz verde a Hamilton para coronarse en Mónaco.

 


Ver comentarios