Al fin cambios en la educación
Enviar

El plan de capacitación a los docentes, incluiría las cuatro universidades públicas pero iniciaría a partir de una evaluación, que a la fecha no se ha realizado, para medir el conocimiento de los educadores


Al fin cambios en la educación

El proceso para los cambios necesarios en el sistema educativo nacional, finalmente parece haberse iniciado.
Ya no solo se hablará de la necesidad de mejorar la educación, algo en lo que estamos rezagados, sino que comienzan a ponerse en marcha proyectos tendientes a eso.


Sin un claro diagnóstico de los conocimientos que tienen los docentes hoy, sobre la materia que imparten, no puede haber capacitación adecuada para ellos.
Un proceso de formación continua es indispensable tanto para los educadores como para los estudiantes, y deben sentirlo como algo normal y agradable, no como una pesada carga.
El plan de capacitación a los docentes, incluiría las cuatro universidades públicas pero iniciaría a partir de una evaluación, que a la fecha no se ha realizado, para medir el conocimiento de los educadores.
Así lo afirmó a una nota publicada por este medio ayer, a partir de declaraciones de autoridades del Instituto de Desarrollo Profesional Uladislao Gámez.
Si el trabajo de capacitación de los docentes no se realiza de manera adecuada, puede haber resistencia por parte de ellos a operar el cambio, que tiene que ver no solo con los contenidos sino con la forma de aprender.
Es necesario inspirar a los educadores para que tengan el ánimo dispuesto para dar el cambio, como base para el buen resultado de los procesos.
Una vez motivados, ellos estarán en condiciones de hacer que permanezcan en cada estudiante la curiosidad y el deseo de aprender, que es natural en los niños desde que nacen.
Aparentemente aprender a leer y escribir será ahora un proceso más natural y placentero. Es así como aprenden a hablar los niños.
Por otra parte, educadores y estudiantes deberán contar con las modernas tecnologías de hoy para los procesos educativos.
Contar con ello significa que se abandonará el antiguo método de que los educadores transmiten contenidos y los estudiantes deben memorizarlos y ser capaces de repetirlos cuando sean examinados.
Las computadoras y el acceso a Internet deben ser herramientas que usen los niños luego de que hayan sido introducidos en los temas, y deberán investigarlos por sí mismos.
Por otro lado esa conexión a Internet permitirá también a los educadores estar en contacto entre ellos y evacuar dudas o compartir métodos.
Este aspecto, el de la tecnología al servicio de la educación, es algo que ya debería haber llegado a todos los educadores y estudiantes del país, mediante el cumplimiento de la obligación que en ese sentido tiene Fonatel, la institución que cuenta con los fondos para ello.
Una tarea impostergable que ya se ha retrasado demasiado en el país.


Ver comentarios