Enviar
Agua, luz, teléfono y combustible serán limitados
Al ahorro se apunta la UNA

Unos ¢30 millones es objetivo para reducir este año

Generar una reducción de ¢30 millones en la facturación de electricidad, agua, teléfono y combustibles, mediante un uso más razonable, será una prioridad para la Universidad Nacional (UNA) este año.
Casi 20 mil personas, entre profesores, administrativos y estudiantes, conviven todos los días en el campus de Heredia y sus diversas sedes en todo el territorio, lo que se traduce en una fuerte demanda de estos servicios.
El primer paso para lograr este objetivo es remplazar las luminarias del Centro de Investigación y Docencia en Educación por circuitos electrónicos que ahorran aproximadamente un 30% de energía, alargan la vida de las lámparas en un 50% y ofrecen una iluminación más confortable.
Para reducir el consumo de agua, se iniciará con la Escuela de Ciencias Biológicas y la Facultad de Tierra y Mar, precisamente las áreas donde más se consume este líquido, por lo que ahí se sustituirán los lavatorios y los orinales convencionales por otras tecnologías libres de agua y grifos pulsadores.
Sin embargo, donde más recursos se consumen es el servicio de telefonía y en la compra de combustibles destinados al transporte de funcionarios dentro de la universidad, a otras sedes o fuera de estas.
“Tenemos que ser más eficientes en el uso de la flotilla vehicular, hacer más giras compartidas, generar indicadores de consumo por vehículo, establecer un programa de mantenimiento preventivo y capacitar a nuestro personal para realizar una conducción eficiente”, expresó Noelia Garita, coordinadora de la iniciativa.
Actualmente, la facturación por el servicio de telefonía triplica la que se destina a la compra de combustible, una utilización que se considera como exagerada, expresó la funcionaria.
Ante este panorama, la campaña de ahorro busca incentivar a los empleados para que utilicen otros medios de comunicación alternativos como el correo electrónico y los sistemas de mensajería instantánea para realizar consultas rápidas, a la vez que se genera una mayor conciencia de que se trata de un bien institucional y no personal.

Johnny Castro
[email protected]

Ver comentarios