Logo La República

Viernes, 27 de mayo de 2022



NOTA DE TANO


Al Saprissa le resultó letal el 2-2 de la ida

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Viernes 25 febrero, 2022

Golazo de Ryan Bolaños puso a soñar al Monstruo

Pumas 4 Saprissa 1

El abultado resultado en favor de los mexicanos no refleja ni por asomo, la realidad del partido.

Hasta el minuto 74, con empate 1-1, la serie estaba abierta para los dos equipos.

El Monstruo ocupaba un gol más para eliminar a los felinos en los octavos de final de la Liga de Campeones de Concacaf y el partido lucía equilibrado, sin un dominio de ninguno de los dos frentes.

Saprissa ofrecía en el viejo estadio de la Ciudad Universitaria, una presentación acorde con la calificación que en su momento le dio el propio técnico de Los Pumas, el argentino Andrés Lillini, quien catalogó a los morados, como un equipo que podía jugar de cara a cara y de tú a tú contra cualquier club del campeonato azteca.

Lea más: Nuevo mazazo de Saprissa a la Liga

Y esto hacía el Saprissa precisamente frente a los Pumas, después de que con un zurdazo, Ryan Bolaños empató 1-1 el marcador en el minuto 50.

Sin embargo y lamentablemente, el 2-2 del juego de ida, un resultado negativo para el Monstruo, que analizamos ampliamente en nuestra Nota del pasado lunes, no asimilado por colegas jóvenes de nuestra prensa deportiva, quienes se atrevieron después del empate a titular portadas con frases como “Saprissa llega vivo a México”, obligaron al técnico Iñaki Alonso a reforzar la zona ofensiva en busca del gol que le diera la clasificación, dado que el 1-1 clasificaba a los anfitriones.

Entonces, en el minuto 69, Francisco Rodríguez sustituyó a Marvin Angulo y la formación del Saprissa empezó a descomponerse.

Lea más: Saprissa aparece como el mejor equipo de Costa Rica, tras actualización de la IFFHS

Nos quedó la impresión de que Iñaki, repitió un error muy común entre sus colegas, de considerar cuando tienen el resultado en contra, que meter delanteros de cambio va a revertir la situación, y no siempre es así.

En el minuto 74, el argentino Juan Ignacio Dinneno, rompió la marca de Kevin Espinoza y anotó el 2-1 y ya contra las cuerdas, Alonso metió a la cancha a Ariel Rodríguez y al canalero Víctor Medina, sacó hombres de retaguardia, Saprissa se fue a un desordenado ataque más emotivo que táctico, dejó cráteres en su zona defensiva y los Pumas lo trituraron en el cierre del cotejo.

En la Ciudad Universitaria hubo dos partidos en uno: el primero muy bien jugado y equilibrado con empate 1-1 hasta el minuto 74 y luego, otro juego de unos 20 minutos, de una sola cara. En ella, el Puma se comió al Monstruo de tres mordiscos, sin indigestarse.

gpandolfo@larepublica.net

NOTAS ANTERIORES








© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.