Enviar
Abel Pacheco aseguró ayer que en un inicio no consideró veraces los cuestionamientos contra Eliseo Vargas
“Al principio no creía”

- Ex gobernante compareció ayer como testigo en juicio Caja-Fischel
- Ocho personas figuran como imputados, entre ellos exgobernante Rafael Angel Calderón

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Su última aparición pública fue a mediados de 2006, cuando su retrato fue develado en el Salón de Expresidentes de la Asamblea Legislativa.
Dos años más tarde, Abel Pacheco, ex presidente de la República volvió a aparecer, pero esta vez como testigo en el juicio que se sigue por el caso de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y la Corporación Fischel.
Con la misma entonación de voz que lo distingue y con sus usuales palabras que lo caracterizaron durante su gestión, a las 11 a.m. Pacheco contestó las preguntas que la Fiscalía le hizo en su calidad de testigo.
El ex presidente aseguró que la noche anterior a que trascendiera que Eliseo Vargas, ex presidente ejecutivo de la CCSS, alquilaba una lujosa casa en Santa Ana, propiedad de Olman Valverde, ex gerente financiero de Fischel, Vargas lo alertó “del escándalo”.
“El me hizo una llamada al puro principio de todo esto, la noche antes de que apareciera en la prensa todo este asunto de la casa. Me hizo una llamada para decirme: me están acusando de algo... Estoy alquilando una casa por la que pago mucho dinero. Lo hago porque puedo.
Yo le dije: ¿De qué te preocupás si no es delito alquilar una casa? Luego aparecieron las cosas. Yo al principio no lo creía, yo estaba choqueado, no podía creer que el médico bueno, el hombre de pueblo, el político sincero, hubiera sucumbido en una tentación”, dijo el ex mandatario, quien aseguró que esa fue la última vez que conversó con Vargas.
Ante las preguntas de la Fiscalía, Pacheco añadió no tener ningún contacto con el ex presidente Rafael Angel Calderón ni con ninguno otro de los imputados en el caso.
El juicio Caja–Fischel se encuentra en su etapa testimonial, durante esta semana han rendido su testimonio ex diputados del Partido Unidad Social Cristiana como Everardo Rodríguez y Alvaro Trejos (primo del ex presidente Rafael Angel Calderón), quienes dieron detalles sobre el trámite de la ley que autorizó el empréstito de la CCSS.
En este caso figuran como acusados ocho personas por el aparente delito de corrupción agravada y peculado, entre ellos el ex presidente Rafael Angel Calderón y Eliseo Vargas, ex presidente de la CCSS.
El Ministerio Público dice tener pruebas de que los imputados recibieron comisiones provenientes de una negociación para dotar a la CCSS de equipo médico de Finlandia.
Ver comentarios