Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Ahorro y desarrollo humano

| Sábado 02 julio, 2011


Ahorro y desarrollo humano

En términos generales, las personas no relacionan ahorro con desarrollo humano, pero según la clasificación de los indicadores Internacionales sobre Desarrollo Humano, uno de los países que aprovechó su bonanza para ahorrar, fue Noruega, quien ocupa el primer lugar y Costa Rica el puesto 62.
Según el Banco Central, hoy Costa Rica posee un ahorro neto de 2.005.385,8 anual (millones de colones). De acuerdo con este dato, cada persona ahorra ¢37.136 mensuales ($72,81), por lo que es preocupante la falta de conciencia sobre la importancia del ahorro, en comparación con lo que ahorra un habitante de Noruega.
Casi todos los países asiáticos tienen elevadas tasas de ahorro, al igual que Alemania y Japón, y baja tasa de endeudamiento. En Estados Unidos e Inglaterra ocurre lo contrario, ambos tienen una baja tasa de ahorro, e incluso, el primero hace algunos años llegó a tener tasas de ahorro negativas y un fuerte endeudamiento.
Ante este ejemplo, podríamos inferir que no necesariamente los países más ricos, con altos ingresos per cápita son los que más ahorran, y que el ahorro es un asunto de cultura de crecimiento y progreso, y de rechazo al despilfarro.
Los expertos, se recomienda ahorrar un 10% de los ingresos, por lo que cada habitante que conforma la fuerza laboral en Costa Rica según el ingreso mínimo per cápita por persona de 268.592 colones ($526,65), debe ahorrar $52,67. Noruega cuenta con un ingreso per cápita de $54.600 según información más reciente (CIA) y posee una población de 5 millones de habitantes, por lo que según dicho ingreso, cada habitante ahorra $546.
El ahorro beneficia a todos, permite el desarrollo personal, genera intereses y da la tranquilidad de un futuro incierto que depende de las circunstancias de la vida y lo que suceda alrededor de la economía mundial.
La cultura del ahorro debe ser implementada en Costa Rica con el firme pensamiento de minimizar las deudas buscando el propio beneficio y el del país en general, ya que los países con un mayor ahorro financiero son los que presentan una tasa de crecimiento más acelerada en el PIB per cápita, y un mejor desarrollo humano.

Evita Arguedas Maklouf
Directora Banco de Costa Rica