Ahorrar $1 mil millones en diez años
Este es el tipo de buque tanque moderno, que versión de este tipo. transporta el llamado GNL -gas natural licuado
Enviar

ANÁLISIS

Cambiar el petróleo por gas natural reduciría la factura eléctrica

Ahorrar $1 mil millones en diez años

Su guía de la generación eléctrica de esta forma



RESUMEN EJECUTIVO
En las circunstancias adecuadas, podríamos ahorrar hasta $1 mil millones —más de $1.000 por hogar— en los próximos diez años, mediante la conversión de la planta de generación de Moín del ICE a gas natural.

201408192320020.n11.jpg
Una cuestión importante es el precio, que es a menudo inestable; sin embargo, el uso de gas natural barato y limpio está creciendo alrededor del mundo, para generar electricidad a precios competitivos.

En el caso de Costa Rica, contamos además con varias ventajas, al contar ya con muchos de los activos necesarios para una conversión de este tipo.

Podríamos ahorrar hasta $1 mil millones —más de $1.000 por hogar— en los próximos diez años, mediante la conversión de la planta de generación de Moín del ICE a gas natural.
En comparación con los productos derivados del petróleo, que en la actualidad estamos quemando, el gas natural es barato, así que se podría bajar el costo de la electricidad.
Actualmente estamos produciendo casi el 15% de la fuerza eléctrica mediante la combustión de productos petroleros, que cuestan hasta cuatro veces más que el gas.
Para efectos de este análisis, se supone que el precio del gas entregado a Costa Rica sea la mitad de lo que cuesten los derivados de petróleo.
En Estados Unidos de hecho cuesta la cuarta parte, pero sería más caro aquí debido a que tendría que ser traído en barcos especializados, mientras allá se transporta por los gasoductos, que son baratos.
Mientras tanto, el precio en América Latina es un 25% menor que el de los derivados del petróleo.
El ahorro en este caso sería de unos $100 millones al año, o sea más de $1.000 por hogar en un plazo de diez años.
Con la conversión, la planta de Moín generaría al menos 400 megavatios al ampliar la cantidad de turbinas.
Esta capacidad generadora supliría no menos de 400 mil usuarios.
Además, sería lo bastante grande para justificar la inversión en nuevos equipos de unos $500 millones, no solo en turbinas, sino también en tanques de almacenamiento, y máquinas de regasificación del gas líquido, que se entrega en los barcos.
Ya varios países están incrementando el uso de gas natural, para generar electricidad.
Por cierto, la planta de gas de República Dominicana la semana pasada reportó un ahorro precisamente de $1 mil millones, desde que inició operaciones hace una década, según el gerente general de la operación.
Uruguay todavía no cuenta con una planta de gas; sin embargo, hace dos años se inició un estudio para un puerto, así como las instalaciones, que aprovecharía el gas, tras la inversión de unos $1 mil millones.
En Estados Unidos, este año se generará un 5% de la electricidad mediante el gas natural, mientras que menos del 1% vendría de la combustión de los productos petroleros, de acuerdo con los datos de la Administración de Energía del país.
A nivel mundial, las reservas de gas son casi un 25% mayores que hace diez años, gracias a las nuevas técnicas de extracción.
En Costa Rica contamos además con algunas importantes ventajas, al ser ya los dueños de muchos de los activos necesarios para realizar un proyecto de gas en Moín, incluidos el muelle, la tierra y los edificios, así como la conexión a la red eléctrica.
Por estar la planta a la orilla del mar, tampoco habría un problema de transportar el gas desde el barco que lo trae.

201408192320020.n111.jpg


Redacción
Colaboró con esta nota Danny Canales
[email protected]

 


Ver comentarios