Enviar
Ahorrar para el futuro y no gastar

El aguinaldo es un recurso que, bien aprovechado, podría ayudarle a tener un mejor ingreso a la edad de su retiro

La crisis financiera que afecta a Estados Unidos y que podría dejar secuelas muy marcadas en el resto del mundo —en especial América Latina— llena de incertidumbre a los inversionistas.
¿Qué pasará con el futuro? Nadie lo sabe, y hacer pronósticos en este momento sería prácticamente lo mismo que jugar de adivino.
Por eso, lo lógico sería que guardemos todo el dinero que llegue a nuestras manos como previsión para el futuro.
Es así que el aguinaldo puede convertirse en una importante herramienta para el ahorro a largo plazo y no en el vehículo de despilfarro que suele ser en la época de fin de año.
Un afiliado al sistema de pensiones, con un ingreso de $1.000 mensuales, recibirá aproximadamente entre el 60% y el 70% de sus ingresos cuando se pensione. Solamente con un ahorro extraordinario podría mejorar ese ingreso hasta llevarlo casi al mismo nivel actual.

Veamos
Una persona con un salario mensual de US$1.000 obtendrá ese mismo monto por concepto de aguinaldo, sin contar bonificaciones extraordinarias, liquidaciones o dividendos de asociación solidarista.
Si ese dinero lo coloca en un fondo voluntario, obtendría un rendimiento superior al que actualmente podrían ofrecer otros instrumentos del mercado por tratarse de una inversión a largo plazo.
El rendimiento histórico de los fondos de pensión está por encima del 6%. Suponiendo una baja en la rentabilidad para los próximos años, podría hablarse de un rendimiento promedio de 4%.
Si dicha persona ahorra su aguinaldo completo, es decir los US$1.000, durante los próximos 30 años, al final de ese periodo obtendrá más de US$71 mil, dinero suficiente para completar su pensión.
Lo anterior es solo una pequeña muestra de que el aguinaldo y otro tipo de incentivos salariales que existen pueden ser de muchísimo más provecho para quien los recibe, si los utiliza como herramienta de ahorro.



El doble y hasta más

Si un ahorrante colocara el aguinaldo de cada año en un fondo de pensión voluntaria, cuando llegue a la edad de su retiro tendrá recursos adicionales que le permitirán mantener el nivel de vida actual.
Se pone el ejemplo de personas que ganan un salario de US$1.000 por mes y que colocan todo su aguinaldo en un fondo de pensión voluntaria, para diez, 20 y 30 años. Se asume un rendimiento del 4% y un incremento de los aportes del 2% anual suponiendo un incremento salarial únicamente por efecto de la inflación en Estados Unidos.

Año Aporte Total acumulado
0 1.000 1.000
10 1.195 13.119
20 1.457 35.343
30 1.776 71.727

*Proyección hecha sin tomar en cuenta que el cálculo de los intereses en los fondos de pensión se hace diariamente.
Ver comentarios