Enviar
Proyecto de mejoramiento ambiental tiene un costo de $250 millones
Aguas residuales del Area Metropolitana serán tratadas en 2012

Cada segundo 3 mil litros de aguas residuales son lanzados sin ningún tipo de tratamiento a los ríos.
Esto, porque en pleno siglo XXI, el país cuenta con un sistema prehistórico en lo que se refiere a las aguas residuales.
Es por ello, que se desarrolla el proyecto de mejoramiento ambiental para la Gran Area Metropolitana, que incluye la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales y que beneficiará a 1,6 millones de personas.
El inicio de la edificación se tiene previsto para principios de 2010 y se espera finalizar dos años después, según Ricardo Sancho, presidente ejecutivo del Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA).
La planta de primer nivel estará en una propiedad ubicada entre el Parque Nacional de Diversiones y La Carpio y beneficiará a los pobladores de 11 cantones, entre ellos San José, Desamparados, Goicoechea, Alajuelita, Tibás, Montes de Oca y Curridabat.
Además de la planta, el proyecto, que cuesta unos $250 millones, incluye la construcción de 400 kilómetros de tubería en San José, dentro de la red de alcantarillado sanitario.
“En una primera etapa, el país tendrá 1.500 km de tuberías que permitirán un mejor tratamiento de las aguas residuales, así como tratamiento de lodos”, dijo Francisco Brenes, coordinador del proyecto.
Esto por cuanto se van a rehabilitar y extender colectores y redes secundarias.
En la primera etapa, se pretende que un 65% de la población (1.070.000 habitantes) cuente con el tratamiento de aguas y con ello pasar de un 3,5% a un 26,8%.
“El fin de esta primera fase es sanear la cuenca del río Tárcoles. Los lodos podrán ser usados como abono orgánico o en botaderos de basura”, explicó Brenes.
En la segunda etapa, se agregarán las ciudades de Heredia y Alajuela, así como cabeceras de los cantones que descargan aguas a este río.
“Con el tratamiento secundario que se aplicará a las aguas residuales se tendrá calidad del afluente, por lo que habrá un 90% menos de contaminación”, indicó Brenes.
Para la ejecución de este proyecto se cuenta con el financiamiento de $130 millones por parte del Banco Japonés para la Cooperación Internacional (JBIC). El resto sería financiado por AyA y un posible crédito con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
La mejor noticia para la población es que existe la posibilidad de que no se cargue en la tarifa de los usuarios de forma súbita el costo de la inversión, según Sancho.

Yessenia Garita
[email protected]
Ver comentarios