Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


Agro corre para enfrentar hongo que infecta producción bananera

Jeffry Garza [email protected] | Jueves 28 abril, 2016

El hongo “Fusarium Oxysporum” ha barrido con plantaciones de banano en Filipinas, China, Oriente Medio y varios países de África. Shutterstock/La República


La probabilidad de que el hongo “Fusarium” entre a Latinoamérica, tiene en vilo a las autoridades de agricultura, ya que este ha afectado varias plantaciones de banano en Asia y África.
El hongo, que provoca el popularmente llamado “Mal de Panamá” —fue descubierto en ese país en el siglo XIX—, puso en jaque a pequeños productores en Filipinas, China, Oriente Medio y varios países de África, además de afectar las exportaciones de la fruta en Indonesia.
Esta enfermedad ataca las raíces de la planta, debilita sus hojas y causa marchitamiento. Preocupa su entrada debido a que es resistente a los fungicidas y es muy difícil de erradicar una vez que se ha esparcido en una plantación.
Por ello la prevención es determinante para enfrentar el parásito, que se propaga a través del suelo.
“Hay que hacer énfasis en que los países productores deben reforzar las medidas para evitar que el hongo entre en Latinoamérica”, dijo Jorge Sauma, presidente de la Corporación Bananera Nacional.
En las fincas nacionales se promoverá el diseño de cercas de una sola entrada y que todas las piletas cuenten con desinfectantes.
Además, se analiza publicar un decreto que permita controles en aeropuertos a visitantes que provienen de los países que tienen el mal.
Por otra parte, a técnicos y agrónomos que hagan estudios en el extranjero, en países con presencia del hongo, se les recomienda desechar sus zapatos de trabajo.
En la primera mitad del siglo anterior, una variedad del “Fusarium” fue responsable de una crisis en el sector que obligó a cambiar el banano que actualmente se consume en el país.
Para ese entonces, el más popular y el que más se exportaba a Estados Unidos era el Gros Michel, pero la crisis obligó a cambiar la producción por la variedad Cavendish, con menos sabor, pero resistente al hongo.
El problema es que el Cavendish, que representa el 99% de la producción mundial, no es resistente al “Fusarium” actual, y abre el debate sobre si se deben cambiar las plantaciones, como ocurrió el siglo anterior.
Hasta la fecha no se han desarrollado variedades 100% resistentes al hongo, sin embargo, los avances científicos brindan un panorama alentador.
“Existe el genoma (conjunto de células) para desarrollar una variedad nueva. Por suerte, los avances en biotecnología permiten enfrentar mejor estas enfermedades”, explicó Sauma.
A mediano plazo es inminente la llegada del parásito, por lo que los productores necesitan los recursos para enfrentarlo efectivamente.
El cambio climático es otra de las preocupaciones de los productores, ya que las inundaciones y sequías favorecen la transmisión, sin mencionar que reducen sus cosechas.