Agro teme desgravación de TLC con EE.UU.
“Queremos competir. No tenemos miedo, queremos más apoyo en investigación e innovación por parte del Gobierno”, aseguró José Antonio Madriz, presidente de la Cámara de Productores de Leche. Esteban Monge/La República
Enviar

Los productores avícolas, porcinos, lácteos y arroceros están preocupados ante la cercanía de la desgravación arancelaria de las importaciones provenientes de Estados Unidos.

Cuando Costa Rica firmó el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos hace 11 años, se negociaron plazos de desgravación para los bienes más sensibles de cada economía y las autoridades nacionales prometieron a los productores una agenda de acompañamiento para mejorar su competitividad.

Las fechas fueron definidas para los sectores avícola y porcino en 2023, y para el arroz y los lácteos en 2026. Sin embargo, esos sectores denuncian hoy que esas promesas quedaron en el papel.

“No existe una agenda complementaria, ni de los productores, ni del Gobierno. Esto nos preocupa porque el tiempo pasa y cada día somos menos competitivos. Requerimos más semilla, más investigación, más apoyo y sobre todo, que se disminuyan los altos costos de producción”, aseguró Juan Rafael Lizano, presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria.

El clamor es más intenso sobre áreas específicas como son la mejora en los costos de producción y logística; la calidad e inocuidad de los bienes y la necesidad de dar el salto hacia el mercado externo.

Además, los productores afirman que la competencia será en desigualdad de condiciones, ya que la producción agrícola y ganadera estadounidense recibe subsidios e incentivos que les permiten alcanzar altos estándares de calidad y ser competitivos.

“Los subsidios norteamericanos hacen que los productores ticos vivan la crónica de una muerte anunciada o la desaparición gradual de la producción como ocurrió en países como México y Honduras. La agenda paralela al TLC debería ser una regla obligatoria para que los sectores puedan competir tomando en cuenta estas distorsiones”, dijo Renzo Céspedes, asesor de la Cámara de Agricultura.

El Gobierno responde a las críticas y niega que no exista una agenda de acompañamiento.

“Desde que se implementó el Sistema de Banca de Desarrollo en 2015, se triplicó la colocación de créditos para el sector agro. Además, se dio un fortalecimiento del Programa de Abastecimiento Institucional del Consejo Nacional de Producción (CNP) para vincular a las organizaciones de pequeños productores al mercado institucional”, destacó Luis Felipe Arauz, ministro de Agricultura.

El Gobierno también recalcó la aprobación de un nuevo reglamento de registro de plaguicidas que permitirá bajar el costo de los insumos; también entregó semillas a los agricultores afectados por el huracán Otto y como una medida paliativa ante una posible llegada del fenómeno El Niño.

Los productores concuerdan en que a pesar de esta situación no se pueden satanizar los beneficios del TLC para el país.

Para entender esta afirmación solo es necesario analizar las cifras.

Entre 2007 y 2016, las exportaciones crecieron un 42% al pasar de $2,7 mil millones a $3,9 mil millones y las importaciones aumentaron un 48%, pasando de $3,8 mil millones a $5,6 mil millones.

Sin embargo, los productores concuerdan en que estos datos hay que tomarlos con pinza, ya que no todos los sectores se benefician por igual.

vencimiento de desgravación de productos sensibles

Los sectores avícola y porcino se exponen a un plazo de desgravación de 17 años que se vencen en el 2023 y el lácteo, arrocero y cárnico el plazo será en el 2026. (Millones de dólares)

201707121854570.530-1.jpg

201707121854570.530-2.jpg

 

Balanza comercial con EE.UU.

Las exportaciones crecieron un 42% desde 2007 hasta 2016 y las importaciones lo hicieron un 48% (cifras en miles de millones de dólares).

201707121854570.530-3.jpg

 


Visión de los sectores productivos


Los sectores afirman que están haciendo esfuerzos desde sus diferentes agrupaciones pero que requieren de más apoyo del Gobierno

Renato Alvarado

Presidente
Cámara de Porcicultores

Todo el mundo dice que quiere proteger el agro, sin hacer nada, así que esto es una farsa. Lo cierto es que de no combatirse las grandes debilidades que tiene el sector, se va a producir una barrida que nos empujará a la desaparición. Cuando se negoció este TLC alertamos de la incapacidad institucional que iba a lesionar al sector productivo porque no existían mecanismos transparentes para medir el valor de las importaciones y que esto crearía distorsiones en el mercado.

José Antonio Madriz

Presidente
Cámara de Productores de Leche

La única manera de competir es ayudando a los productores a adquirir más conocimiento; para eso estamos ideando la forma de disminuir los costos en alimentación que representan el 52% de la producción. Estamos investigando cómo producir con mejores pastos y sustituir el maíz amarillo por yuca amarga; este es un producto utilizado en otros países y que es más barato que la importación de ese bien y que contamina menos. Queremos competir, no tenemos miedo pero queremos más apoyo en investigación e innovación.

Eduardo Rojas

Presidente
Corporación Arrocera Nacional

El sector requiere tres áreas muy importantes para poder competir. Primero, subsidios como los que otorga Estados Unidos; segundo, buscar mejor tecnología para aumentar la productividad por hectárea y, tercero, una diferenciación con tecnología verde; este último como un emblema con el que cuenta Costa Rica ante el mundo por los altos estándares en esta materia. En lo que sí necesitamos más ayuda por parte del Gobierno es en tratar de mejorar los sistemas de riego.

 

Ver comentarios