Enviar
Agricultores argentinos extienden huelga

Buenos Aires -- Los agricultores argentinos en huelga están buscando el apoyo de los líderes provinciales y de los legisladores en su protesta contra los aumentos fiscales a los granos, y podrían prolongar la interrupción de las exportaciones agrícolas.
El gobernador de la provincia de Córdoba, la mayor región productora de soja del país, se reúne ayer con los grupos rurales que organizaron la huelga de ocho días. Miembros del Congreso de partidos opositores se comprometieron durante el fin de semana a trabajar para la revocación del nuevo impuesto a las exportaciones, al tiempo que los agricultores organizaban reuniones en todo el país.
Desde el 7 de mayo cuando se interrumpieron las conversaciones con el Gobierno, los productores agrícolas impiden que los camiones cargados de granos llegar a los puertos. Cuando el gravamen fue anunciado en marzo, barricadas que detuvieron casi todo el tránsito de carretera condujeron a una escasez de alimentos y provocaron el mayor desafío para el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que llevaba cinco meses.
“Como productor, no tengo deseos de sentarme a seguir negociando”, dijo Ricardo Buryaile, vicepresidente de las Confederaciones Rurales Argentinas (una organización patronal de productores rurales), el domingo en una entrevista en Radio 10. “El Gobierno sabe qué necesitamos”.
No hubo conversaciones con el Gobierno el fin de semana, dijo el domingo Federico Etiennot, portavoz de la Sociedad Rural, en una entrevista telefónica. Esta entidad es el mayor grupo agropecuario del país.
El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, se reúne ayer con líderes rurales, y el gobernador de la provincia de Santa Fe, Hermes Binner, hará lo propio el 15 de mayo, dijo Etiennot.
El maíz negociado en Chicago ha subido 38% este año y alcanzó un récord el 9 de mayo. El trigo ha avanzado 63% en un año y se negociaba en un máximo histórico el 27 de febrero. La soja ha aumentado 13% este año.
El senador Gerardo Morales, del partido Unión Cívica Radical, hizo un llamado a los líderes de la oposición para que se reúnan mañana a fin de discutir cómo revocar el nuevo sistema fiscal. El grupo intentará obtener 1 millón de firmas para un petitorio que apoye su campaña, dijo Morales el 10 de mayo.
Una encuesta de la empresa porteña Felipe Noguera Consultores encontró que 78% de los argentinos quieren que el Gobierno modifique el sistema impositivo para las exportaciones y 14% prefiere que los gravámenes sigan como están, dijo el diario La Nación el 10 de mayo. El sondeo telefónico entre 1.030 argentinos, tomado en la última semana de abril, tiene un margen de error de 3 puntos porcentuales, dijo La Nación.
El nuevo impuesto grava la soja y las semillas de girasol con más de 40%, dependiendo de los precios del mercado, frente a una tasa fija previa de 35%. La presidenta Fernández dijo que los impuestos frenarán la inflación y permitirán al Gobierno mantener un tipo de cambio competitivo. El jefe de gabinete, Alberto Fernández, dijo que el uso de barricadas equivale a una “extorsión”.
La Argentina es el segundo exportador mundial de maíz y el tercer exportador mundial de soja. Cerca de 67% de los cultivos de maíz había sido cosechado para el 8 de mayo, y 82% de los de soja, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aries.

Ver comentarios