Agilice el crecimiento de su negocio
Enviar

El crecimiento de su empresa puede acelerarse si aprovecha los beneficios que le ofrece la herramienta del factoreo.

En especial si se requiere capital de trabajo para generar nuevos negocios y no puede esperar semanas y hasta meses para que sus clientes paguen por sus servicios.

En este caso, el factoreo puede ser un arma que beneficie tanto a grandes empresas que requieren capital de trabajo con bajo costo o para las pequeñas y medianas empresas que no tienen acceso a financiamiento por su poco tiempo en el mercado o porque sus ventas no tienen volúmenes suficientes como para ser sujetos de crédito.

Las mipymes constituyen el 98% del parque empresarial del país, de acuerdo con datos de la Caja Costarricense de Seguro Social. De ahí que contar con herramientas que garanticen su sostenibilidad en el tiempo es muy importante.

Una de ellas es precisamente el factoreo por la sencillez de su trámite y porque las garantías que se necesitan son las mismas facturas de cobro de clientes que son considerados buenos pagadores.

El factoreo representa una excelente opción para no comprometer activos fijos de la empresa como garantía de la línea de descuento, esto debido a que sus facturas o cuentas por cobrar son el respaldo de pago del financiamiento otorgado.

Otro aspecto importante es el aumento de sus utilidades debido a que la recuperación de su capital le permite ahorros en sus costos de producción, logrando así incrementar la productividad y consecuentemente las ventas y la utilidad, agregó Wallace.

También es de gran ayuda el contar con liquidez debido a que la empresa puede obtener importantes descuentos de sus proveedores al poder realizar un pago pronto y conseguir así obtener mayores márgenes de ganancia.

Desde el punto de vista de la estabilidad y tranquilidad que genera a la empresa, el factoreo también es muy positivo.

Si se analiza del lado del riesgo del negocio, el factoreo también es una herramienta muy útil, pues no permite que las empresas se endeuden más allá de sus cuentas por cobrar, lo cual significa que obtienen sus recursos de una fuente que efectivamente reciben, y no de una expectativa sobredimensionada de su negocio.

En los últimos años, el negocio ha ido creciendo, lo cual ha permitido que los clientes puedan descontar facturas, no solo de empresas del Estado y grandes corporaciones, sino también de negocios estables y hasta en el ámbito internacional.

Lo importante es que el cliente que utilice el factoreo sabe que cuando lo utilice no solo tendrá una empresa que le facilitará los recursos, sino que también tendrá un aliado que le ayudará a administrar mejor su negocio y que puede ayudarle a impulsar su crecimiento.

201707141711300.rec-1.jpg

 

201707141711300.rec-2.jpg