Enviar
Afrenta a los faraones
Costa Rica derrota a Egipto, hace historia y llega a cuartos de final

Luis Rojas
[email protected]

En un partido para la historia, no solo por el significado de su resultado, sino por la forma como el grupo de jóvenes que dirige Ronald González lo sacó, Costa Rica derrotó a Egipto, silenció a los faraones y se ubicó en los cuartos de final del mundial Sub 20.
Setenta y cuatro mil almas y once motivados jugadores egipcios no fueron suficientes para doblar el ánimo, la convicción y el fútbol de una selección que se para como pocas veces, por no decir nunca, habíamos visto pararse a un representativo nacional en un mundial; no jugando a la pelota, sino haciendo fútbol.
Como ha sido su característica en este mundial, Costa Rica fue fiel a su libreto: salir jugando, tocar el balón, tratar de pasarlo por Diego Estrada; dos laterales sólidos y la incorporación de Roy Smith en el centro de la defensa, que fue todo un acierto.
Concentración, algo que les había pasado la factura en otros partidos, fue el principal atributo tico ayer, sobre todo para aguantar el embate inicial de los anfitriones que imaginaban una noche de fiesta.
Sí hubo un par de descuidos en ese lapso, pero Esteban Alvarado, el enérgico guardameta tico, logró resolverlos, sobre todo un remate de cabeza de Mohamed Talaat, que fue la primera opción clara para los egipcios.
Al 20’, al igual que contra Australia, en jugada de bola muerta David Guzmán traza un centro que pellizca Marcos Ureña y traslada al extremo izquierdo donde aparece José Mena para hundirla en el marco egipcio.
Los locales no se lo podían creer, pero estaba sucediendo; la pesadilla empezaba y desde entonces Egipto comenzó a librar una batalla para cambiar una historia que no era la que en teoría estaba escrita, sino que la estaba escribiendo el grupo de jóvenes ticos.
El resto de la primera parte no fue de lo mejor para Costa Rica, que no tuvo el balón en sus pies y se complicó con algunos errores en salida o faltas cerca de su área. No obstante, desde ya se veía claro que a Egipto le faltaba contundencia para arrimarse al arco tico, con algo más que pelotazos, aparte de la buena defensa que estaban realizando los ticos.
La complementaria se sabía que iba a ser complicada, pero Ronald preparó mejor a sus muchachos para el contragolpe y en cuatro minutos, tras una acción individual, Josué Martínez puso de cara al gol a Diego Madrigal, quien no pudo concretar.
Fue así como al 11’, 21’ y 30’ Costa Rica tuvo más opciones de gol, en cada una de las cuales se les iba el alma a los egipcios, que seguían impotentes ante el marco tico.
Al 32’, en uno de los pocos despistes nacionales, Mostafa Galal remata de cabeza en el corazón del área pero la bota y seis minutos después Afroto cobra tiro libre que Alvarado en vuelo oportuno logra repeler. La angustia en el rostro del técnico Miroslav Soukup era el retrato de un estadio en el que se desmoronaban minuto a minuto las ilusiones egipcias de trascender en este mundial.
La estocada llegó al 43’ y acabó con la agonía local, no porque la aliviara sino porque cuando Estrada habilitó a Ureña y este la dejó en el fondo de los cordeles del arquero egipcio Aly Lotfi, quedaba claro que todo había terminado para los jóvenes faraones, que tal vez en sus sueños de gloria habían lanzado sus turbantes al aire, con precipitación, sin haber jugado con los desconocidos ticos.
Bien por González y sus muchachos, que independientemente de lo que venga, han demostrado, ganando y perdiendo, que Costa Rica puede ir a un mundial a jugar fútbol.

Consulta: transmisión de Canal 7
Ver comentarios