Enviar
Aerolíneas y pilotos demandan al gobierno apurar la instalación de los dispositivos lumínicos
Aeropuerto es el único de la región sin luces de aproximación

• Carencia de iluminación atenta contra seguridad y genera gasto adicional a compañías aéreas

• Solo una aerolínea debió desviar 19 vuelos en mayo de 2007 por dificultad para divisar la pista

Danny Canales
[email protected]

El principal aeropuerto costarricense es el único de la región centroamericana que no dispone de luces de aproximación.
Esos dispositivos guían a los pilotos hacia la pista de aterrizaje y son de gran ayuda, sobre todo cuando se presentan condiciones atmosféricas adversas.
No obstante a la importancia que tiene esta herramienta para la seguridad en los aterrizajes, las luces del Juan Santamaría no funcionan desde 2004.
“Costa Rica es el único país centroamericano que no cuenta con luces de aproximación en su principal aeropuerto”, cuestionó Mario Zamora, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA).
Para el representante de las aerolíneas, esa situación afecta no solo en materia de seguridad, sino que además genera fuertes pérdidas económicas a las compañías aéreas.
“La falta de luces de aproximación impide a los pilotos divisar la pista cuando hay una densa neblina o en horas de la noche, por lo que hay que abortar el aterrizaje y desviarse hacia un aeropuerto alterno”, explicó Agustín Monge, capitán de la compañía Lacsa.
Para las compañías aéreas esa situación representa altos gastos, dijo Zamora, quien estimó en $6 mil el costo de una hora de vuelo adicional.
Zamora explicó que la inversión sube considerablemente en los casos en que se deba dormir en una ciudad vecina pues hay que incluir el hospedaje y la alimentación de los viajeros.
El porcentaje de vuelos que deben desviarse debido a la falta de luces de aproximación en el Juan Santamaría es alto. Solo en mayo de 2007, el Grupo Taca reorientó 19.
Generalmente los vuelos que no puedan aterrizar en la terminal aérea de Alajuela se trasladan hacia Liberia, Nicaragua y Panamá, y en el peor de los casos, hacia El Salvador.
En esos aeropuertos sí se puede aterrizar aun con neblina o fuertes lluvias, pues al tener luces de aproximación guían al piloto para tomar tierra, explicó el presidente de ALA.

De acuerdo con Zamora un aeropuerto con el tránsito del Juan Santamaría debe contar con todos los instrumentos de navegabilidad para garantizar una adecuada operación.
Por esta razón, tanto el representante de las compañías aéreas que vuelan al país como el piloto de Lacsa ruegan al gobierno para que instalen los instrumentos luminosos en el aeropuerto costarricense.
Como respuesta el Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac) reconoce que no será posible contratar el equipo para hacerle frente al invierno que recién comienza, pero promete disponer de las
luces para diciembre.
La lenta expropiación de los terrenos que se necesitan para instalar los postes y el cableado del sistema de iluminación es lo que ha impedido al gobierno garantizar la adecuada operación del aeropuerto.
Actualmente el Cetac gestiona el concurso para contratar la instalación del equipo. Viviana Martín, presidenta del Consejo, adelantó que la instalación se iniciaría en agosto y tardaría cuatro meses.
La funcionaria dijo que ya disponen de los $1,2 millones que costará el sistema de iluminación.
Por su parte, en cuanto al avance en la compra de los lotes donde se ubicará el equipo Martín aseguró ya se tiene acceso a por lo menos el 70% de los terrenos.
El Juan Santamaría es uno de los principales aeropuertos de la región centroamericana. Sólo el año pasado transitaron por esa terminal poco más de tres millones de pasajeros.


Ver comentarios