Administre adecuadamente sus tarjetas
Enviar

Administre adecuadamente sus tarjetas

201408242243020.col2.jpg
Muchas veces hemos escuchado sobre personas que viven “ahogadas” por las tarjetas de crédito. Abusaron haciendo compras o no planificaron su capacidad para hacer los pagos, lo que ha provocado que un alto porcentaje de la población se encuentre escéptico ante este tipo de figuras financieras.
Sin embargo, no todas las personas pasan por el mismo “doloroso” proceso con las tarjetas y por el contrario, hay quienes hacen un uso ordenado de las tarjetas y hasta las han convertido en verdaderas herramientas financieras.

Según datos del Ministerio de Economía, Industria y Comercio, hasta abril de 2014, en Costa Rica existen 388 tipos de tarjetas de crédito de 28 diferentes emisores, y se encuentran en circulación más de 1 millón 700 mil tarjetas de crédito.
Sin embargo, es responsabilidad del tarjetahabiente informarse sobre beneficios, tasas de interés y toda la información relativa a la tarjeta, así como poner en práctica ciertas medidas para que esta se convierta en su mejor aliada.
Antes de adquirir una tarjeta, infórmese. Es importante que usted lea todas las cláusulas del contrato. Anímese, pregunte y aclare todas sus dudas. Preste mucha atención a las condiciones de pago, tasas de interés y los costos o cargos que le pueden cobrar.
El orden y control de gastos es una de las reglas básica. Esto puede ser tedioso para algunos, pero pensar con “cabeza fría” antes de realizar un gasto innecesario va a marcar la diferencia. Recuerde que es de suma importancia tener un respaldo de todos los gastos que realizamos para revisarlos contra los estados de cuenta.
Aunque pueda darse por entendido, hay quienes adquieren tarjetas de crédito y olvidan que estas traen consigo una responsabilidad, por lo que es indispensable realizar siempre el pago mensual, aunque sea el mínimo.
Recuerde que si no paga la tarjeta en las fechas indicadas, se comenzarán a generar intereses por no pago e intereses moratorios que afectarán su récord crediticio, tanto en la institución como en el sistema financiero nacional. Una solución puede ser incluir el pago de las tarjetas como parte del presupuesto personal o familiar que maneje.
En caso de que usted se encuentre ante un problema de tarjetas, recuerde que hay entidades financieras que lo pueden asesorar para que realice una refundición de sus deudas y mantenga una sola.
No permita que su situación financiera lo agobie y lo lleve a la desesperación, recuerde que sí es factible ordenarse y hacer de las tarjetas de crédito un instrumento de ayuda financiera.

Óscar Hidalgo Chaves
Gerente general
Coopeservidores
 


Ver comentarios