Enviar
Plan es el primer paso para mejorar tratamiento de aguas residuales
Adjudicado proyecto de alcantarillado de $250 millones
Consorcio franco-japonés ganó licitación por su experiencia a nivel internacional

Rommel Tellez
[email protected]

El primer paso para dotar a San José de un sistema efectivo de tratamiento de aguas residuales, se dio ayer con la firma del contrato que pone en manos de un consorcio franco-japonés la evaluación, diagnóstico y diseño de nuevas redes de alcantarillado.
Con una inversión inicial de $17 millones, Acueductos y Alcantarillados (AyA) y el grupo ejecutor echan a andar este ambicioso proyecto que actualizará el procesamiento de aguas negras de la Gran Área Metropolitana (GAM), las cuales se vierten actualmente en los ríos del país sin ningún tratamiento, especialmente en la cuenca del Río Grande de Tárcoles.
La primera fase del proyecto a cargo del consorcio NJS-SOGREAH, consiste en redefinir la ubicación, disposición y estado de los conductos colectores que actualmente se encuentran en el subsuelo de la GAM. Esto con el fin de dar paso a un mejorado sistema de recolección que lleve las aguas negras a una planta de tratamiento que se inauguraría en octubre de 2012.
Dicha planta, que constituye el inicio de la segunda fase, podrá tratar un caudal correspondiente al 65% de la población, con un promedio diario de 2,81 metros cúbicos por segundo.
Así, en 2015 habrá 361 nuevos kilómetros de alcantarillado sanitario, que se sumarán a los 1.200 que existen actualmente.
Las dos fases anteriores forman parte del Proyecto de Mejoramiento Ambiental del Área Metropolitana de San José, entidad dependiente del AyA, el cual además culminaría con la construcción de un gran colector en el sector de Desamparados.
El costo global asciende a $267,27 millones, de los cuales $150 millones corresponden a un crédito concedido por el Banco Japonés para la Cooperación Internacional en 2005, y aprobado por ley en la Asamblea en 2006; además de una contrapartida de $140 millones del Gobierno.
“Con este primer paso dejaremos de ensuciar los ríos y podremos ponernos al día con respecto a otros países centroamericanos (…). Tenemos un rezago de unos 30 años con respecto a este tema”, explicó Ricardo Sancho, presidente ejecutivo de AyA.
“A diferencia del agua potable, el tratamiento de las aguas residuales es casi imperceptible en la vida cotidiana (…). Por lo que es nuestro deseo que este proyecto contribuya a mejorar las condiciones de saneamiento ambiental”, manifestó Hidekazu Yamaguchi, embajador de Japón, quien estuvo presente durante la firma de la adjudicación.
Ver comentarios