Enviar
Adiós Madrid
Una vez más el Real quedó eliminado en los octavos de final de la Liga de Campeones a manos del Lyon

Madrid/EFE

El Olympique de Lyon asestó el castigo más duro al Real Madrid, apearlo por sexta temporada consecutiva de la Liga de Campeones en octavos de final (1-1), en un año especialmente doloroso por los 250 millones de euros invertidos por Florentino Pérez en un proyecto que tenía la final del Bernabéu como gran reto.
Los merengues firmaron un nuevo fracaso en Europa. Manuel Pellegrini está sentenciado para Florentino Pérez. Las consecuencias de una eliminatoria en la que el Real Madrid solo fue superior en 45 de los 180 minutos están por llegar, pero la directiva comenzará a trabajar de inmediato en la búsqueda de un técnico para la próxima temporada.
El mismo día que se cumplían seis años de pérdida de prestigio en el Viejo Continente, sin pasar la barrera de octavos, cuando se esperaba un golpe en la mesa del Real Madrid, su maldición creció.
Alineó Pellegrini el once que todo madridista deseaba. Aparcó sus inventos de la ida, cuando dio la titularidad a Mahamadou Diarra, y apostó por la versión más ofensiva de un equipo anclado a José María Gutiérrez “Guti”. Más enchufado que nunca para desatar un fútbol eléctrico que minimizó al Lyon. Pero el equipo aguantó lo que permitió su físico.
El Real arrinconó al Lyon. Xabi Alonso, lanzó un pase en profundidad al desmarque de Cristiano, que marcó con un zurdazo que se coló bajo las piernas del meta francés para el 1-0, en el minuto 5.
En cinco minutos el Real Madrid había enterrado su pésima imagen de Lyon e igualaba la eliminatoria. Kaká se volvió a topar con Lloris en un disparo precedido de dos recortes. Cristiano rozó el larguero con un cabezazo e Higuaín comenzó a probar suerte con un disparo desde la frontal.
La velocidad de Govou y “Chelo” Delgado a la contra eran el peligro del Lyon. El secreto del éxito madridista era su movilidad ofensiva. Los desmarques de Kaká, Cristiano e Higuaín encontraban premio.
Arrancó la segunda mitad y el Real Madrid se desenchufó. Como si le faltase energía entregó el dominio al Lyon que demostró que la ida no fue un espejismo. La entrada de Kallstrom y Gonalons cambiaron su imagen. El juego se endureció y cayó en la presión francesa. A los 52 minutos Govou remataba desviado con todo a placer. Casillas comenzaba a intervenir. Mala señal. Temía lo peor. Salvó un disparo de Lisandro.
La realidad era diferente. El dominio territorial era del Lyon. Casillas volvió a intervenir a una falta de Pjanic y nada pudo hacer cuando el bosnio le fusiló en el minuto 75 para el 1-1 y la eliminación del Madrid.
De nada sirvieron los intentos a la desesperada de Cristiano. El cambio incomprensible de Pellegrini, Mahamadou Diarra por Arbeloa, alejado de ahora sí una remontada épica, los que perdonaron fueron Lisandro y Delgado, con dos contragolpes que les plantaron solos ante Casillas.


Rooney destroza al Milán

El Manchester United logró ayer el pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones tras destrozar 4-0 al Milán con otra gran actuación de Wayne Rooney.
Dos goles del delantero “red” en los primeros minutos de cada parte dejaron visto para sentencia un encuentro que ya se presentaba complicado para los italianos después de encajar en San Siro un 2-3.
Los hombres del brasileño Leonardo se sacudieron la presión inicial, hasta que Neville volviera a circular por la autopista izquierda del Milán. Con tiempo de sobra para pararse y levantar la vista, el defensa envió desde el lateral un centro preciso a la cabeza de Rooney en el minuto 13 para el 1-0. Y en el 47’, el mismo Rooney aumentaba la cuanta con el 2-0.
Los otros dos goles fueron obra de Park en el minuto 59 y Fletcher en el 88.
Ver comentarios