¡Adiós a una leyenda!
Orestes Miñoso tuvo que dormir en hoteles diferentes en las giras de los Medias Blancas por ser negro.MLB.com/La República
Enviar

¡Adiós a una leyenda!

Murió “Minnie” Miñoso, primer pelotero negro en Chicago

El legendario expelotero cubano Orestes “Minnie” Miñoso falleció ayer domingo a la edad de 90 años sin ver cumplido el sueño de entrar al Salón de la Fama.
Miñoso, una leyenda del béisbol que rompió barreras del racismo dentro de las Grandes Ligas, siempre dijo que lo más importante de todo fue jugar a la pelota con los mejores y aportar a que el deporte fuese mejor en todos los aspectos.
“Llevo el deporte del béisbol en mi sangre”, declaró Miñoso cuando se le preguntaba por el hecho de no haber entrado al Salón de la Fama. “Jugar al béisbol es todo lo que siempre desee hacer”.
'Minnie' Miñoso, como cariñosamente se le conocía, se convirtió en el primer pelotero negro que jugó en un equipo de Grandes Ligas en Chicago y primer negro latinoamericano en jugar en las Mayores, y lo hizo con los Medias Blancas, que milita en la Liga Americana.
“Hemos perdido a un gran amigo muy querido y a un gran hombre”, declaró el dueño de los Medias Blancas, Jerry Reinsdorf. “Muchas lágrimas serán derramadas al conocer su fallecimiento”.
Miñoso jugó 12 de sus 17 temporadas en Chicago, lo que le permitió alcanzar .304 de promedio de bateo con 135 jonrones y 808 carreras impulsadas siempre con los Medias Blancas.
El equipo de Chicago de la Liga Americana retiró su número 9 en 1983 y hay una estatua suya en el U.S. Cellular Field, el campo de los Medias Blancas.
Miñoso, un nativo de La Habana, que jugó la mayoría de su carrera en el jardín izquierdo, debutó en Grandes Ligas con los Indios en 1949 y dos años después fue cambiado a los Medias Blancas.
Saturnino Orestes Armas Miñoso Arrieta, como era su nombre completo, fue seleccionado nueve veces al Partido de las Estrellas, ganó tres premios de Globos de Oro como jardinero izquierdo y fue golpeado 192 veces por los lanzadores, noveno en la lista de todos los tiempos.
El pasado año el espacio en el Salón de la Fama de Cooperstown le fue vedado en vida cuando recibió solo el 50% de los votos del Comité de la Era Dorada, mientras necesitaba 75 para ser exaltado.
Miñoso al final no pudo ver cumplido el que hubiese sido su gran sueño, estar al lado de las leyendas de todos los tiempos del deporte que lo fue todo en su vida.
El presidente de EE.UU., Barack Obama, lamentó la muerte de Miñoso, que inspiró a “generaciones de jóvenes negros y latinos” y que, para los fans del equipo en el que jugó en Chicago, “será siempre Míster Medias Blancas”.
“Minnie pudo ser ignorado por el Salón de la Fama del Béisbol durante su vida, pero para mí, y para generaciones de jóvenes negros y latinos, la historia americana por excelencia de Minnie representa mucho más de lo que nunca podría hacer una placa”, dijo Obama.
Obama, un seguidor declarado de los Medias Blancas, recordó que “Minnie” ayudó a la integración (racial) en el béisbol en la década de 1950, fue objeto de insultos raciales de fans y rivales, y a veces se le forzaba a hospedarse en moteles distintos que sus compañeros de equipo”, añadió.

Houston, EE.UU.
EFE

Ver comentarios