Enviar
Adiós a los fraudes electrónicos

Firma digital y llave pública reducirían la inseguridad entre usuarios y bancos

Rebeca Sequeira
[email protected]

La infraestructura llave pública (PKI, por sus siglas en inglés) y la firma digital son los nuevos instrumentos impulsados por las autoridades del Banco Central para evitar los fraudes electrónicos que sufren los usuarios y bancos en el país.
El PKI se enfoca en la integración de la tecnología para poder asegurar sus comunicaciones y negocios con el fin de proveer autentificación y confidencialidad en las operaciones.
Por su parte, la firma digital se le otorga al usuario en un certificado digital, en el cual se permite constatar la identidad de la persona.
Estos fraudes han tomado fuerza en los últimos años, y por esto se está comenzado a tomar medidas para prevenirlos y así mejorar el contacto entre bancos y afiliados.
“Los instrumentos ofrecen una característica que no tienen otros sistemas, que es la no negación; o sea, no pueden negar que se hizo la transacción, ya que para poder realizarla se necesitan dos elementos, el dispositivo físico (token o chip) y la clave de acceso”, comentó Alejandro Sebiani, del Banco de Costa Rica.
Para garantizar la identidad del firmante se utilizan claves vinculadas al certificado electrónico, que van a ser requeridas cada vez que los afiliados pretendan realizar una transacción.
De esta forma, siempre se va a constatar la identidad de la persona. En caso de que el dispositivo sea robado, se va a requerir la clave para utilizarlo, por lo que las transacciones no se podrían realizar de ninguna forma.
“Una ventaja electrónica que brinda este sistema es que no se puede suplantar ni robar la identidad, ya que el mecanismo entre usuario y clave es poco robusto”, mencionó Carlos Melegatti, director de servicios financieros del Banco Central en un seminario organizado por la Cámara de Bancos.
“Además es más seguro que solo presentar la cédula de identidad, ya que al mismo tiempo hay que presentar la clave, por lo cual hace este sistema más seguro que el mundo físico”, recalcó Sebiani.
En un futuro se espera que el chip pueda incluirse en la cédula y permisos de residencia para así facilitar la identificación y disminuir costos.

Ver comentarios