Enviar
¿Adicto a las redes sociales?

Encontrar amigos y “relacionarse” con ellos con un simple clic es uno de los elementos más atractivos de las redes sociales, pero podría causar problemas si abusa de estas

Melissa González
[email protected]

Es común conocer con un simple clic qué están haciendo amigos, conocidos y hasta colegas del trabajo, gracias a redes sociales como Facebook y Twitter.
Sin embargo hay personas que no pueden despegarse ni siquiera durante las vacaciones de estas herramientas, colocando a cada segundo lo que están haciendo o lo que piensan.
Sin duda esta revolución en la forma de comunicarse y socializar ha sido efectiva en muchos casos, sin embargo se debe tener cuidado de no convertirla en una adicción.
Ana León, psicóloga de la Universidad Nacional, considera que cada ser humano tiene menor o mayor tolerancia a verse influenciado por estos espacios.
“Lo que parece es que muchas personas los usan para no aburrirse, se vuelve adictivo cuando por utilizarlas se dejan de lado otras actividades que son importantes para la persona y cuando hace que se pierda el contacto afectivo y físico con los seres que lo rodean”, comentó.
Se dice que la adicción a las redes sociales no es diagnosticada en el ámbito médico y que de hecho no hay estadísticas, según un artículo publicado en el sitio cnn.com
Sin embargo sí hay personas que cruzan la línea, ya que los usuarios pueden llegar a disociar el mundo real y vivir en el de Twitter, por ejemplo.
En el artículo Joanna Lipari, psicóloga clínica de la Universidad de California, comparó Facebook con la película “The Truman Show”, que trataba sobre un mundo fabricado donde nada salía mal.
“Facebook es un lugar placentero, feliz y bello. La gente solo presenta la ‘crème de la crème’ de su vida. Y ellos quieren ser los amigos de uno. Es muy seductor”, dijo la especialista a la cadena de noticias.
El éxito de las redes sociales a criterio de León se debe en algunas casos a la falta de espacios para relacionarse.
“No quiere decir que una actividad sustituya la otra, pero por ejemplo si enfrentamos problemas de salud como el sobrepeso se podría pensar que a diferencia de antes cuando se iba a jugar bola ahora se está sentado en un lugar”, comentó.
Un factor que incide en el gusto por las redes sociales es el nivel de popularidad que ganan sus usuarios, que se mide por la cantidad de amigos que incluyen en sus redes.
“Eso los ayuda a sentirse bien, a algunos les importa la cantidad pero no si son verdaderos amigos”, agregó.
Si se utilizan de una manera segura se les puede sacar mucho provecho, ya que se pueden aprovechar para decir lo que uno piensa, esa es una de las partes más interesantes.
Si usted siente que tiene un problema lo mejor es que busque ayuda, ya que como cualquier otra adicción primero debe reconocerla para dejarla y lo mejor es que se asesore con un especialista.
Para quienes desean desaparecer de las redes sociales, recientemente se puso a funcionar el Web 2.0 Suicide Machine.
Se trata de un sistema donde los usuarios pueden borrar para siempre todos sus perfiles de las redes sociales.
Solo se deben incluir el nombre y la contraseña de las distintas redes, está disponible para Facebook, Twitter, Linkedin y MySpace.


Síntomas

Pierde el sueño en Facebook. Si usted está despierto en la noche porque está conectado a la red y se siente cansado al día siguiente. No debe descuidarse por esto.

Pasa más de una hora al día en una red social. Aun así se dice que es difícil decir cuánto tiempo es mucho, sin embargo especialistas consideran que 30 minutos es suficiente.

Volverse obsesivo con viejos amores. Reconectarse con viejos amigos es una de las grandes atracciones, e incluso reencontrarse con parejas del pasado, pero se advierte que esto se puede salir de las manos.

Ignorar el trabajo. Si usted no está haciendo su trabajo por estar en Facebook puede que tenga un problema serio.

Dejar la red social le provoca un feo sentimiento. Trate de no entrar a su red social por un día, si siente estrés o ansiedad puede que tenga un problema.

Fuente: cnn.com
Ver comentarios