Ad Astra empresa liderada por Franklin Chang con patente en EE.UU.
Enviar

Ad Astra empresa liderada por Franklin Chang con patente en EE.UU. 

201312051651361.plasma.JPG
La empresa liderada por el científico y exastronauta Franklin Chang Ad Astra Rocket Company  comunicó por hecho relevante que ha recibido de parte de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos -USPTO, por sus siglas en inglés- la Patente U.S. Patent No – 8593064 B2, denominada “Plasma Source Improved with an RF Coupling System.”

La nueva patente, propiedad exclusiva de la compañía, comprende una gran cantidad de mejoras a la tecnología en la que se basa el motor de plasma VASIMR® y a muchas aplicaciones adicionales de esa tecnología en las que ha incursionado la compañía, en energía y procesamiento de desechos, entre otros.

La patente fue emitida por un plazo de 22.9 años a partir de la fecha oficial de emisión que fue el 26 de Noviembre de 2013.



Desde la fundación de la empresa en el año 2005, Ad Astra Rocket Company ha continuado desarrollando la tecnología de la patente original de la NASA (por sus siglas en inglés) sobre la cual cuenta con la licencia exclusiva del Gobierno de Estados Unidos desde el año 2006.

La nueva patente, propiedad exclusiva de la compañía, es el resultado del trabajo de varios científicos de la empresa, a saber: los Drs. Mark D. Carter, Leonard Cassady, Franklin R. Chang Díaz, Tim W. Glover, y Jared P. Squire y el Ingeniero de radiofrecuencia (RF) Greg McCaskill.
La nueva patente incorpora varios años de investigación y desarrollo en la optimización de la física y la ingeniería del motor VASIMR® que producen un refinamiento de la patente original y modificaciones que son esenciales para la operación eficiente del motor y su viabilidad y utilidad en el entorno espacial.

Dentro de las modificaciones clave en el diseño del motor se incluye una nueva antena tipo “helicon,” especialmente torneada, que funciona en armonía con el campo magnético local interno, creando un lente electromagnético que enfoca la potencia de las ondas de radiofrecuencia (RF) hacia el centro del motor.

Esto produce una mayor densidad en el plasma y por ende una mayor eficiencia en el funcionamiento del motor. La antena también permite la operación a frecuencias más bajas de las que permite una antena “helicon” convencional, permitiendo el uso de generadores con tecnología tipo “estado sólido” que permiten un motor más liviano y compacto. 

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR


Ver comentarios