Enviar
Acusan a Argentina en la OMC

Argentina fue acusada el viernes en la Organización Mundial del Comercio (OMC) por algunos de sus socios comerciales de estar aplicando y ampliando una serie de medidas proteccionistas que dificultan gravemente las importaciones y que cada vez afectan a más productos.
Preocupados por esa situación, que observan desde 2008, la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Japón, Australia, Israel, Corea, Nueva Zelanda, Noruega, Panamá, Taiwán, Tailandia y Turquía emitieron una declaración conjunta en la que detallan la naturaleza y efectos de las medidas restrictivas del comercio de las que acusan a Argentina.
Entre las medidas más perjudiciales, citan el uso extensivo de las licencias de importación no automáticas, así como la necesidad de prerregistrar y conseguir aprobación previa para todas las importaciones en Argentina.
Desde hace unos cuatro años, el país sudamericano ha ido ampliando la lista de productos sujetos a ese tipo de licencias, que actualmente incluye bienes tan variados como computadoras portátiles, electrodomésticos, químicos, automóviles, maquinarias, textiles y papelería, entre otros, indican en una declaración conjunta.
Según las normas de la OMC que regulan la emisión de licencias no obligatorias, éstas deben procesarse en un periodo de 60 días, pero los países firmantes señalan que ese plazo se supera con creces y que muchas compañías han informado de demoras de seis meses o más para obtener esa autorización.
Asimismo, denuncian que desde febrero pasado el Gobierno argentino aplica un sistema de registro previo, revisión y aprobación de cada transacción relacionada con una importación.
Durante la reunión del Consejo para el Comercio de Bienes de la OMC en la que se leyó y distribuyó la declaración conjunta, Argentina la rechazó por considerar que no se apoya en datos objetivos y que tiene un trasfondo político, según comentaron fuentes diplomáticas.
La secretaria argentina de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Nahón, acusó a los países que cuestionan al suyo de no plantear preguntas concretas sobre alguna medida o política sectorial, sino de poner en entredicho globalmente la política comercial nacional.
La representante del Gobierno de Buenos Aires aseguró que la política de Argentina sobre licencias automáticas y no automáticas es acorde con las normas de la OMC y desmintió que esté dañando las importaciones.
Para demostrarlo, mencionó algunas cifras que indican que Argentina ha aumentado de manera considerable sus importaciones en los últimos años.
Sin embargo, para los signatarios de la declaración "Argentina no ha conseguido resolver adecuadamente las preocupaciones o preguntas" que le han transmitido otros países de la OMC en relación con algunas de sus medidas comerciales.
Denunciaron, en este sentido, una política "informal" llamada a equilibrar el comercio y que consistiría en que todo importador debe aceptar exportar de Argentina por el mismo valor, incluso productos que no tienen nada que ver con su actividad.
"Esos arreglos incluirían a conocidos fabricantes de automóviles que aceptan exportar productos como vino, aceite de oliva y productos de soja", según la declaración.
Agrega que, aunque Argentina asegure que se trata de acuerdos voluntarios, se teme que en realidad "se esté operando de otra manera".

Buenos Aires/EFE
Ver comentarios