Enviar
Arreglo entre Gobierno y bancos acreedores del proyecto aeroportuario evitará rescisión del contrato

Acuerdo presionará a Alterra

• Empresa deberá habilitar cuatro salas de espera, cuatro puentes de abordaje y seis puestos de Migración más para diciembre

• Propuesta, que deberá ser aprobada por la Contraloría, comprende además la prórroga del contrato aeroportuario con Alterra para 2026

Danny Canales
[email protected]  

Alterra deberá apurar el paso de la construcción en el Juan Santamaría para entregar cuatro nuevas salas de espera, cuatro puentes de abordaje y seis puestos de Migración para el 3 de diciembre.
Estos son algunos de los detalles que incluye el acuerdo financiero al que llegaron el Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac) y los bancos acreedores del proyecto aeroportuario a última hora, para evitar la rescisión del contrato.
Destaca también en el documento la ampliación a cinco años del contrato, de manera que Alterra se mantendría el frente de la terminal hasta 2026.
Con las obras que se están exigiendo al administrador del Juan Santamaría la terminal pasará a tener siete puentes de abordaje, igual número de salas de espera y 18 puestos de Migración.
El arreglo financiero será remitido la próxima semana a la Contraloría General de la República para su refrendo.
En el convenio los bancos cedieron en cuatro de los cinco puntos exigidos por el Gobierno, como son apurar las obras para ampliar la capacidad del aeropuerto para la próxima temporada alta y financiar las fases tres y cuatro del proyecto.
Además accedieron en no insistir en limitar a $9 millones el monto de las multas que se tramitan contra Alterra por incumplimientos y en retirar una demanda que planteó el operador del aeropuerto contra el Estado, en caso de que el ente contralor refrende el acuerdo financiero.
Sin embargo, los acreedores lograron incluir en la propuesta la ampliación a cinco años del contrato.
La posición original del Cetac era que la gestión no se podía extender más de tres años y medio, pero luego de una interpretación de las normas cedieron en dar más tiempo.
De prosperar el acuerdo en la Contraloría se daría marcha atrás al proceso para dar por terminado el contrato de forma anticipada.
En caso de que no hubiera salido humo blanco antes de mediados de este mes, los bancos hubieran tenido que buscar a otra empresa para que completara las obras y administrara el aeropuerto.
Para los representantes de Alterra el supuesto lío financiero se arrastra desde marzo de 2003, como consecuencia de la orden que emitió la Contraloría para que no se le reconocieron $18,6 millones en tarifas.
El ente contralor determinó que esos recursos fueron aprobados por el Cetac mediante un trámite ajeno al contrato.
Desde entonces el gobierno y la empresa han intentado sin éxito buscar un arreglo que permita concluir los trabajos en el aeropuerto y pagar el crédito por $90 millones que le prestaron los bancos a Alterra.
Las obras que no se han podido completar son la remodelación y ampliación de las salas de abordaje y la construcción de áreas comerciales, una pista de rodaje paralela y una terminal de pasajeros.
De aprobarse el arreglo financiero, el Banco Centroamericano de Integración Económica se comprometió a financiar $48 millones para finalizar la construcción del Juan Santamaría.





Ver comentarios