Enviar
Empresarios piden terminar primero negociaciones con Unión Europea antes de explorar acuerdos en Ankara
Acuerdo comercial con Turquía no debe ser prioridad
Ventas de Costa Rica se concentran especialmente en banano y en menor medida en productos de manufactura

Si bien el Gobierno mostró ansias por impulsar un acuerdo comercial con Turquía, lo cierto del caso es que los empresarios nacionales prefieren que por ahora este tema quede relegado para el futuro.
Para ellos la prioridad en este momento sería terminar de negociar el acuerdo de asociación con Europa, el cual se encuentra congelado a raíz de las diferencias políticas en Centroamérica.
Aunado a ello, la balanza comercial con este país euroasiático es apenas incipiente, debido a que la canasta de productos de intercambio no sobrepasa actualmente un par de decenas.
En los últimos 12 años, los productores ticos lograron vender un total de $45,7 millones a ese país (es decir un promedio de $3,8 millones por año).
En el mismo periodo, se importaron mercancías por un total de $97,3 millones (un promedio de $8,1 millones anuales).
Solo en 2008, el banano representó el 83,1% de los productos enviados a los consumidores turcos, mientras que la mayoría de los bienes que ingresaron a Costa Rica corresponden a maquinaria y equipo pesado, así como automóviles e incluso prendas de vestir.
Al analizar los datos, se puede inferir que el crecimiento comercial entre ambas naciones no ha sido estable y sigue un patrón aleatorio. En el caso del banano, por ejemplo, las ventas fueron de $997 mil en 2008, lo que representa solamente un 0,14% del total de exportaciones de la fruta el mismo año.
El acercamiento comercial que ambas naciones expresaron, se tomó sin que exista un estudio que justifique hablar de tratados entre los dos países, de acuerdo con Juan María González, presidente de la Cámara de Industrias.
“Es una posición frívola, y en vez de abrir nuevos frentes es necesario concretar el tratado de asociación con la Unión Europea”, aseveró González.
Consultados por LA REPUBLICA, varios gerentes cuyas empresas han enviado bienes a Turquía, concuerdan en que podría ser un mercado con potencial, pero ninguno lo ve como prioritario.
Diamond Teak S.A., compañía que fabrica muebles de teca, exporta a Turquía hasta un 25% de su producción; sin embargo, Fernando Gamboa, su gerente general, explica que hay otras prioridades.
“En este momento nos beneficiaría mucho más tener acceso privilegiado a Inglaterra y Dinamarca”. Esta posición es compartida por otros empresarios.
“Apenas estamos iniciando ventas a ese país y se perfila como un mercado muy importante pero sería más beneficioso en estos momentos tener un tratado comercial con Europa, particularmente países como Francia, Alemania y España”, comentó por su parte, Gerardo D Arce, encargado de Terramix S.A., compañía que se encarga de fabricar partes de hule en el país.
Del mismo modo, en el grupo Envases Comeca consideran que si bien las relaciones con Turquía apenas son incipientes, estas tienen mucho potencial. El representante de la firma, Marco Aurelio Soto aclaró, eso sí, que las negociaciones con Europa y China son de mucha importancia y prioridad para nuestra empresa”.
Ante este panorama, Amparo Pacheco, ministra a.í. de Comercio Exterior, considera que se trata de incentivar un acercamiento, y que la relación comercial está lejos de alcanzar el máximo potencial.
Pacheco evitó señalar las ventajas de dicho acercamiento, pero aclaró que realizarán las propuestas necesarias en conjunto con la Promotora del Comercio Exterior.



Rommel Tellez
[email protected]
Ver comentarios