Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



GLOBAL


Acuerdo de Israel y Egipto por gas impulsa energía en la región

Bloomberg | Miércoles 21 febrero, 2018



Un acuerdo por $15 mil millones para exportar gas israelí a Egipto avanza después de meses de negociaciones, lo que lleva al estado judío un paso más cerca de convertirse en exportador de energía al país árabe con mayor número de habitantes.

Noble Energy Inc. y Delek Drilling-LP anunciaron que proyectan proveer unos 64 mil millones de metros cúbicos de gas natural durante 10 años a Dolphinous Holdings Ltd. de Egipto desde los yacimientos de Tamar y Leviatán de Israel. Este lunes, las acciones de las compañías de gas israelíes subieron más que nunca en nueve años. El acuerdo requiere aprobaciones gubernamentales y normativas en Egipto y en Israel.

La medida podría sumar atractivo económico a una relación que ha estado centrada en la seguridad desde que ambos países firmaron un acuerdo de paz que cambió la faz de la política de Oriente Medio hace casi cuatro decenios. Tavy Rosner, analista de Barclays Plc con sede en Londres, dijo que espera ver sumarse otros convenios, incluida la venta de gas israelí a Royal Dutch Shell Plc, que opera una planta de gas natural licuado en el norte de Egipto.

El acuerdo con Egipto surge luego de un contrato celebrado con Jordania en 2016. Egipto, por su parte, está tratando de aprovechar el descubrimiento del gigantesco yacimiento Zohr para atraer inversiones y divisas. El país tiene plantas de licuefacción inactivas como la de Shell, que lo vuelven un sitio adecuado para un polo regional.

“Esto allana el camino a otros acuerdos y cimenta a Egipto como polo energético regional”, dijo en una entrevista telefónica Yossi Abu, máximo responsable de Delek Drilling. “Esto será un motor para las economías tanto egipcia como israelí. Nos sentimos orgullosos de ser parte de este momento”.

Riesgos de seguridad
Persisten dudas, entre otras, cómo transferirán Noble y Delek el gas a Egipto en una región desbordante de riesgos para la seguridad. Egipto solía abastecer de gas a Israel pero el gasoducto fue saboteado en reiteradas oportunidades por militantes islamistas en el Desierto del Sinaí.
El Cairo había congelado las negociaciones por un acuerdo de gas después de que un tribunal internacional de apelaciones dictaminó que las compañías egipcias debían indemnizar a los proveedores israelíes de electricidad por ese convenio anterior. EMG, que opera el gasoducto que llevaba gas egipcio a Israel, también solicitó daños y perjuicios.

El ministro egipcio del Petróleo, Tarek El Molla, le dijo el lunes por la noche a CBC Television que el arbitraje debe resolverse para que pueda avanzar el acuerdo, pero no dio detalles.

No fue posible contactar en forma inmediata a ejecutivos de Dolphinus para una consulta. El Ministerio del Petróleo de Egipto dijo que tomará decisiones que ayuden a alcanzar la meta de ser un centro regional del gas y que Egipto quiere resolver todas las disputas.

El comunicado egipcio no menciona a Israel, lo cual pone en evidencia las sensibilidades en un país donde muchos todavía se sienten molestos con el estado judío por las guerras pasadas y su conflicto actual con los palestinos. En sus declaraciones a CBC, Molla dijo que Egipto hacía bien en importar gas “de Chipre o de cualquier otra parte” en su afán de convertirse en un polo energético regional.