Logo La República

Jueves, 17 de junio de 2021



ACCIÓN


Actividad física disminuye probabilidades de perder la batalla contra la Covid-19

Walter Herrera [email protected] | Miércoles 19 mayo, 2021

corredores
“Nos enfocamos solo en la no transmisión cuando deberíamos enfocarnos en el fortalecimiento del sistema inmune”, dijo Jorge Rodríguez de Multispa. Shutterstock/La República


Los adultos consistentemente inactivos tienen mayor probabilidad de ser hospitalizado en caso de infectarse por la Covid-19, así como de terminar en una Unidad de Cuidados Intensivos e incluso morir, a diferencia de aquellas que cumplen las recomendaciones de actividad física de manera consistente, señaló un estudio del doctor Robert Sallis, especialista en medicina familiar y deportiva del Centro Médico Kaiser Permanente Fontana, el mes anterior.

Lea más: Ejercicio físico es un escudo adicional ante el Covid-19

El estudio tomó en cuenta a más de 48 mil pacientes adultos.

El riesgo de morirse fue claramente mayor (casi 2,5 veces) en las personas físicamente inactivas que en las que cumplían con las recomendaciones de actividad física regular.

La inactividad física habitual es el más importante factor de riesgo modificable documentado hasta la fecha.

Los expertos resaltan el hecho de que las restricciones sanitarias como el confinamiento, el cierre de parques y gimnasios, y la mayor dificultad para movilizarse, contribuyen sin querer a que disminuyan los niveles habituales de actividad física de la población a puntos aún más bajos de los que existían antes de la pandemia.

Ejercicios según la patología

Antes de iniciar, póngase en manos de un educador físico, entrenador capacitado o fisioterapeuta para confeccionar un programa adecuado y personalizado, más no genérico.

Las personas diagnosticadas con hipertensión a las que el médico tratante le recomienda actividad física obtienen mejoras importantes en su condición, estos deben ser con intensidades menores al 75% de la frecuencia cardíaca, por periodos de 30 minutos al día o 10 minutos tres veces al día, según el American College of Sports Medicine.

Lea más: Deporte y actividad física deben ser parte de los planes de recuperación post Covid-19

A su vez, los diabéticos encuentran en el ejercicio aeróbico y en el de la fuerza una alternativa para contrarrestar la enfermedad.

La soledad es otro factor de riesgo que afecta a miles de personas, especialmente durante los largos confinamientos, y no solo por el distanciamiento físico, sino por el distanciamiento social.

El cerebro es considerado un órgano social, que al perder esta facultad, deteriora el sistema inmune y se viene a la baja, asegura en doctor argentino, Facundo Manes.

“Cuando entrevistamos a la gente de regreso a la actividad física, aducen que la salud es su principal objetivo. Pero lo más importante es la necesidad de convivir con alguien. Eso nos llama la atención, por eso aquí en Multispa tenemos lista de espera en todas las actividades de características grupales, y esto le pasa a todos los colegas. Muchas veces no consideramos las consecuencia del aislamiento social”, señaló Jorge Rodríguez, director comercial y entrenador de Multispa.

El aislamiento induce miedo y estrés, ambos factores inmunodepresores, que empeoran los cuadros de contagios.

En periodos largos de estrés, el cuerpo solo se prepara para sobrevivir aumentado los sistemas de ataque o huida, pero en forma crónica hay una depresión del resto de los sistemas ya que todo el tiempo se está en alerta.

Enfermedades que complejizan el perfil de los enfermos Covid-19

Datos de la CCSS a partir de las condiciones de riesgo de los hospitalizados en Costa Rica

  • Hipertensos
  • Diabéticos
  • Obesos
  • Displidemia (aumento de colesterol y lípidos en la sangre)
  • Tabaquismo
  • Asma
  • Cáncer

NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.