Acostumbrados a sufrir
Óscar Ramírez está acostumbrado a finales tensas y cerradas, donde siempre se sale con la suya. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Acostumbrados a sufrir

Ganar con congojas es la historia del Alajuelense de Óscar Ramírez

En la historia de los campeonatos cortos, Óscar Ramírez, técnico manudo, ha conquistado cuatro torneos desde 2010, pero la característica casi general en todas las finales es que fueron sufridas.

201404282259140.a33.jpg
En otras palabras si bien el “Macho” en instancias finales siempre resulta ganador, le ha costado demostrar, al menos en el marcador, una destacada superioridad sobre sus rivales de turno.
Tal vez fue en los torneos de Invierno 2010 y Verano 2011, donde se vio el Alajuelense más suelto, aquel que en el primer caso en semifinales sacó al Cartaginés con un global de 5 a 1, ganando los dos partidos. Pero después vino la final ante Herediano y Ramírez sacó la calculadora, victoria por la mínima en casa y derrota por la mínima de visita, penales y Cristian Oviedo resolvió un 4 a 3, que hizo campeones a los Alajuelenses.
En el Verano de 2011, Ramírez tuvo su semifinal más desahogada, en cuanto a goles se refiere, porque después de perder 4 a 2 en la ida, goleó 4 a 0 en la vuelta, eso sí casi que agotó su reserva goleadora, porque en la final se coronó campeón con dos triunfos por la mínima, ante San Carlos.
En el Invierno de 2011, Óscar obtenía su tercer campeonato en fila, luego de sacar al Saprissa tras una victoria mínima en la Cueva y un empate a dos en el Morera Soto. Se vino la final ante Herediano, otros dos partidos cerrados, dos empates a un gol, en ambos juegos y otra definición por penales 6-5, para los rojinegros con gol de campeonato de Argenis Fernández.
Al torneo siguiente, Ramírez se había ido; Roberto Sibaja primero, y Manuel Keoseian después no lograron llevar al equipo a la fase final del torneo, quedando los rojinegros en quinto lugar.
Para el Invierno de 2012, el “Machillo” había regresado, la Liga clasificó para la fase final y sudó y sufrió en las semifinales ante un Limón al que pudo vencer de visita 1 a 0, pero que le sostuvo el empate en el Morera 0 a 0.
Se vino una nueva final ante Herediano, y de nuevo el “Macho” Ramírez sacaba ventaja, ganando en la ida 2 a 1, pero en la vuelta Ismael Gómez amargó el Morera Soto al min. 86, con un gol que obligó al alargue, en el cual una anotación salvadora de Álvaro Sánchez les dio el trono a los rojinegros.
Para el torneo de Verano de 2013, el Alajuelense quedaba nuevamente fuera de la fiesta final, esta vez con Ramírez en el banquillo, pero para el Invierno de ese mismo año, los manudos se metieron de nuevo en la etapa definitoria del campeonato.
La Liga volvería al campeonato, luego de 390 minutos de sufrimiento. Primero una semifinal con Saprissa, derrota en el Ricardo 0 a 1, victoria en el Morera 1 a 0, y avanzaron por la ventaja deportiva. Luego dos partidos con 30 minutos extras en el último, sin goles, ante Herediano y otra definición por penales y nuevamente Cristian Oviedo, tocándole encajar el gol del triunfo.
Ahora, Herediano y Alajuelense se enfrentan de nuevo en semifinales, en una serie en la que ya no se repetirán los diez goles de la semifinal de 2011, y que se prevé cerradísima con un primer partido 1 a 1, el domingo pasado en el Rosabal Cordero.
Por el momento, parece que lo único que obligaría a Ramírez a plantear un partido más abierto es que Herediano le anote, debido a que los florenses, pese a la igualada ya están perdiendo debido a la ventaja deportiva que favorece a los rojinegros.

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios