Enviar
Aceites y aceites


Ampliando la información que presentamos en el espacio “Viaje Gastronómico”(y terminar con una página “bien aceitada”), nos ha llamado fuertemente la atención la falta de información en el medio respecto a este tema.
En la reciente Feria de Exphore que se realizó en Pedregal, los especialistas de Aceites de Autor pudieron comprobar muchos errores de concepto.
La pregunta que más contestaron entre las personas que llegaron al stand fue “¿es cierto que el aceite de oliva no se puede emplear para freír?”.
Parece que esto proviene de que un experto en nutrición dio tal información por televisión, cuando, partiendo de que todas las grasas y aceites vegetales comestibles se degradan con el calor, el AOVE es el que mejor soporta, y más elevadas, las temperaturas de fritura gracias a su elevado contenido en ácidos grasos monoinsaturados, apuntan los especialistas. También ellos muestran gran preocupación porque en una publicación de alcance nacional se citaba hace unos días sobre los beneficios de los aceites de canola y de soya por su alto contenido en ácidos Omega 6, olvidando que lo importante en la dieta no es tanto el elevado contenido de uno de ellos como la proporción entre los ácidos Omega 6 y Omega 3. Atención, agregaron estos especialistas.
Otro error en el que se cae en nuestro país agregan, “es el denominarlo 'extra virgen', quizás un poco traducción literal de los términos “extra virgin olive oil”, cuando su nombre correcto es aceite de oliva virgen extra por una razón muy sencilla: no existen vírgenes y extra vírgenes, o es o no es.
Ahora bien, dentro de la calidad “virgen” sí que existen graduaciones.
Entre otros puntos que cito textualmente agregan que es muy importante que el consumidor conozca las cualidades beneficiosas del aceite de oliva virgen extra que van a estar en consonancia con el tipo de aceite elegido, así como las consecuencias que esto va a tener sobre su salud. No hay que olvidar que, aunque siempre ha existido el buen aceite de oliva, no ha sido hasta hace unos 12 años que se ha empezado a producir en cantidad y calidad suficientes como para permitir su comercialización a gran escala y establecer unos parámetros que permitan definir qué es el AOVE, dejando un poco de lado otras denominaciones más inespecíficas a las que estamos acostumbrados y que inducen a error en el consumidor.
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!

Alfredo Echeverría
Director Ejecutivo
Grupo HRS Consultores


Ver comentarios