Logo La República

Lunes, 25 de mayo de 2020



FORO DE LECTORES


Acción en la crisis, preparación para el amanecer

Jeannette Ruiz Delgado [email protected] | Lunes 18 mayo, 2020

Jeannette Ruiz

Comprendiendo la urgencia de afrontar como país la situación sanitaria y económica del COVID-19 e inspirados en el compromiso histórico con el desarrollo asumido por el Conglomerado Financiero Banco Nacional de Costa Rica (CFBNCR) desde hace más de un siglo, hoy más que nunca estamos comprometidos con el acompañamiento cercano que nuestros clientes, la sociedad y nuestro país requieren, mediante las acciones que seguidamente exponemos, que han sido ejecutadas por la Administración del Banco, con el apoyo y respaldo de la Junta Directiva.

Banca digital. Hemos estado alerta, procurando escuchar todos los días a nuestros clientes, dando atención en la red de agencias, pero insistiendo principalmente en el uso de las herramientas digitales que resuelven necesidades diversas de los clientes, tratando de facilitar el acceso a los distintos productos y servicios que se demandan. Al igual que en la normativa legal para facilitar el retiro del Fondo de Capitalización Laboral, ya que demandaron cambios operativos de manera oportuna para que todo el proceso se pudiera hacer digitalmente.

Cuido a la salud de clientes y colaboradores. Mediante la variación de horarios habituales, el acatamiento de los protocolos del Ministerio de Salud y más allá, las medidas especiales con poblaciones de riesgo, el teletrabajo, etc., hemos protegido al máximo la salud de nuestros colaboradores y clientes.

Alivio a deudores. Se ha logrado aplicar prórrogas a más de 134 mil créditos, y se pudo dar un poco de alivio y tranquilidad a las empresas y a las familias. 70.625 prórrogas para créditos de personas y 63.512 a empresas, siendo el 97% de ellas a micro y pequeñas empresas. La totalidad de prórrogas representa el 66,5% del total de las operaciones crediticias del Banco, dicho de otra forma, 2 de cada 3 créditos de nuestro Banco, han sido prorrogados. Además, disminuimos las tasas de interés pasivas, lo que a su vez se ve reflejado en la Tasa Básica Pasiva y por ende, en las tasas activas que los deudores tienen que pagar por sus créditos.

Responsabilidad con nuestros ahorrantes. Cada decisión se produce tomando en cuenta la responsabilidad que tenemos con quienes nos han confiado sus ahorros, y con la ética y profesionalismo necesarios para comprender nuestro papel en la estabilidad del sistema financiero. Costa Rica está haciendo lo correcto, el Banco también, y se garantiza la liquidez adecuada y las estrategias necesarias para ello.

Educación financiera. En una época de crisis, los costarricenses tienen una profunda, pero muy válida preocupación sobre sus finanzas familiares. En estos meses fortalecimos la educación financiera virtual brindada por nuestros expertos en alianzas con organizaciones, instituciones, cámaras empresariales, entre otros, y con un impacto en 32.000 personas. El enfoque es empoderar a los ciudadanos en salud financiera, en un uso responsable de servicios y productos financieros, y que se aprenda a utilizar los recursos, con el fin de que las familias tomen las mejores decisiones sobre la administración de sus ingresos, sus gastos y su ahorro, entre otros.

Apoyo a comunidades. En estos tiempos de crisis la institución estará apoyando alrededor de 8 mil personas con 160 millones de colones, primero mediante 70 millones para la compra de un diario básico, que beneficiará a más de 1.900 familias en 9 comunidades de 7 cantones, en 5 provincias. Además, con 90 millones para emprendimientos comunales que impulsarán la reactivación de las economías locales y generan empleo.

Seguiremos presentes apoyando a nuestros clientes y a los ciudadanos costarricenses en un panorama que no es fácil. La recuperación económica que en algún grado traíamos se ha visto interrumpida. Casi 600 mil personas han solicitado el bono “Proteger”, de las cuales 129 mil han argumentado la pérdida de su empleo en la crisis y otra cantidad importante la disminución de su jornada laboral. La producción de Costa Rica en 2020 no crecerá 2,5% como se previó en enero, sino que las nuevas proyecciones indican que caerá -3,6%. Se prevé que el crédito al sector privado crezca bastante poco, pasando de una variación de 0,6% en 2019 a 0,5% en 2020, lo que impactará el desempeño de la economía local en el comercio de bienes y de servicios, como lo es el turismo.

Las crisis nos obligan a reinventarnos y a procurar hacer mejor las cosas, así que podemos garantizar que seguiremos siendo creativos e innovadores desde el ámbito de los servicios financieros, para contar con nuevas alternativas que apoyen la producción y el empleo, conforme la economía lo requiera. Costa Rica sabe que cuenta con el Banco Nacional. Sabemos qué hacer cuando amanezca, y cuando ese amanecer llegue, nosotros, hace mucho nos habremos levantado.






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.