Accidente genera dudas sobre trenes bala
Enviar
Accidente genera dudas sobre trenes bala
 Los proveedores de rieles chinos, que ayudaron a construir la red de trenes bala más grande del mundo en menos de una década, podrían tener dificultades para vender equipos en el exterior después de que dos locomotoras chocaron, dejando un saldo de al menos 39 muertos.
Los fabricantes de trenes CSR Corp. y China CNR Corp., constructores como China Railway Construction Corp. y fabricantes de partes como Zhuzhou CSR Times Electric Co., desafiaron a los proveedores europeos y japoneses en el exterior, jactándose de la experiencia obtenida gracias a la construcción de la red interna del país. El accidente fatal, cerca de Wenzhou el 23 de julio, podría debilitar sus argumentos de venta.

“Sus probabilidades de vender trenes de alta velocidad son nulas”, dijo Edwin Merner, presidente de Atlantis Investment Research Corp. en Tokio, que administra unos $3 mil millones en activos. “No creo que recuperen nunca la confianza”.
Tanto CSR, el constructor de los trenes que protagonizaron el accidente, como China CNR cayeron en Shanghái por segundo día después del accidente ante la preocupación de que el incidente pueda trabar el impulso exportador de China y frenar la construcción local. CSR, con sede en Pekín, y su socio General Electric Co., podrían ofertar para proveer los trenes destinados a una línea de alta velocidad proyectada en California, compitiendo posiblemente contra Siemens AG, Alstom SA y Bombardier Inc.
“Es escasa la probabilidad de que China gane una orden por un tren de alta velocidad en los Estados Unidos”, dijo Ryota Himeno, analista de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities Co. “De aquí en más se dará mucha más importancia a la seguridad”.
China ordenó una inspección de dos meses a raíz del accidente y despidió a tres funcionarios. El accidente ocurrió cuando un tren se detuvo debido a la caída de un rayo y un segundo lo chocó por detrás. Seis vagones de tren descarrilaron a consecuencia del choque, de los cuales cuatro se cayeron del viaducto.
Es “demasiado prematuro” evaluar qué impacto tendrá el accidente en las órdenes de CSR, dijo el lunes por teléfono un ejecutivo de relaciones con los inversores, que sólo dio su apellido, Zhang. La empresa, el mayor fabricante de trenes de China, tenía órdenes en el exterior por 13 mil millones de yuanes ($2 mil millones) a fines del año pasado, incluido un contrato por un tren de alta velocidad desde Malasia, según su informe anual.
El accidente podría también ser un “punto de inflexión” para la economía china en general, puesto que el gobierno podría frenar el crecimiento “en forma gradual pero firme” hasta 7% u 8% en tanto trabaja para resolver los problemas generados por una mayor expansión, dijo el lunes en un informe Minggao Shen, analista de Citigroup Inc. Es probable que el accidente también frene la inversión en ferrocarriles de alta velocidad, además de subtes, puentes y rutas al menos a corto plazo, dijo.
“China invirtió para construir su red de ferrocarriles, pero el problema es que lo hizo demasiado rápido”, dijo Byun Sung Jin, analista de Mirae Asset Securities Co. en Seúl. “Como sucede con un globo, si se agranda demasiado, seguro que estalla”.

Pekín

Ver comentarios