Enviar
Academia de la Lengua ya tiene “casa”
El espacio se ubica en el Antiguo Banco Anglo, en avenida central

Luego de 48 años de estar esperando, el sueño de poder ejercer sus funciones en una sede oficial por fin se le hizo realidad a la Academia Costarricense de la Lengua.
La asociación inauguró ayer su nueva sede, la cual se ubica en el edificio Antiguo Banco Anglo, en la avenida central, donde ya efectuaron su primera sesión a inicios de febrero.
El espacio incluye dos oficinas, una sala grande donde sesionarán los integrantes así como otro sector donde se abrirá una biblioteca con 10 mil libros que la Real Academia Española (RAE) le donó al grupo en 2002.
“Estamos de plácemes porque es la realización de un sueño y la lucha que ha sido a base de esperanza, fe y tenacidad. Esta sede es un valioso aporte a la cultura nacional porque el más preciado patrimonio cultural que poseemos es nuestra lengua”, afirmó Estrella Cartín de Guier, presidenta de la Academia.
Con la apertura el Estado cumplió con un convenio que ratificó el 22 de octubre de 1963. Se trata del Convenio Multilateral sobre la Asociación de Academias de la Lengua Española, en el cual el artículo número dos dice que el Gobierno debe otorgar “una sede digna y una suma anual adecuada”, para el funcionamiento de la Academia.
El hecho de que hayan pasado 48 años para que se respetara esa ley, se achaca a razones como que muchos gobiernos no apoyaron, o lo hicieron muy poco, a la academia.
“Los compañeros luchamos para que se cumpliera la ley y encontramos una voluntad política que es lo que se necesitaba realmente y doña Laura (Chinchilla, presidenta de la República) y Manuel Obregón (ministro de Cultura) ayudaron en esto”, explicó la presidenta del grupo.
La ACL es una asociación cultural sin fines lucrativos que dio sus primeros pasos en 1923 y busca cultivar, proteger y estudiar el patrimonio lingüístico costarricense y su herencia literaria.
La apertura de su sede sirvió como marco también para la presentación del libro “Ortografía de la Lengua Española” de la Real Academia Española, por primera vez en Latinoamérica.

Carolina Barrantes
[email protected]


Ver comentarios