Pedro Muñoz

Pedro Muñoz

Enviar
Miércoles 5 Octubre, 2016

Las presas no son más que una enorme pérdida de oportunidades, pues hablamos de horas y horas de talento, esfuerzo y conocimientos encapsulados

Costa Rica Puede Más

Acabemos con las presas

Cada 60 minutos, al país ingresan ocho vehículos. Si a eso sumamos que grandes proyectos como Circunvalación y la nueva carretera a San Carlos han consumido décadas de planeamiento y construcción —y todavía no están terminadas—, el resultado de la ecuación es uno solo: presas.

Y las presas no son más que una enorme pérdida de oportunidades, pues hablamos de horas y horas de talento, esfuerzo y conocimientos encapsulados. ¡Cuánto desperdicio!

Porque cabe recordar que en 2009, la pérdida de tiempo debido a la congestión vial significó para el país un costo equivalente al 2% del Producto Interno Bruto (PIB): $590 millones. Y como he insistido, la gran apuesta no debería ser en infraestructura, sino en sistemas de transporte eficientes, eficaces y efectivos.

Mientras tanto, es posible dar algunos pequeños grandes pasos, como los de Luis Carlos Paniagua. Este joven importó desde Alemania la idea de fundar una organización en línea que provea el servicio de carpooling a las empresas: Dame Ride.

De esa manera, personas que van en una misma dirección pueden llevar a otros viajeros en sus vehículos (carpooling). Según comenta Luis Carlos, quien estudió una maestría en telecomunicaciones en aquel país europeo, vivir en carne propia el caos vial lo llevó a concebir la idea.

La plataforma permite que los usuarios contacten a compañeros de trabajo o personas de empresas cercanas para organizar viajes conjuntos. Este tipo de ideas, junto a otras, como las de la organización Chepe Cletas, son una muestra de que Costa Rica Puede Más.