Enviar
¿Abunda el petróleo?

Aunque los principales productores del crudo afirman que hay reservas para rato, el mercado no parece pensar igual

Agustina Cobas
[email protected]

Mientras los jeques árabes, dueños de la mayor cantidad de pozos petroleros del mundo, aseguran que no habrá faltante de crudo en el mediano plazo, los analistas en el mercado de valores siguen apostando a los altos precios.
Esta parece ser la situación, especialmente después de la semana pasada, cuando representantes de uno de los mayores productores de petróleo del mundo, Arabia Saudita, aseguraron que “hay reservas suficientes para cubrir la demanda por los próximos”, y el mercado pareció no reaccionar a este anuncio, pues el precio no mostró una caída significativa a inicios de la semana.
En el contexto actual, donde instituciones internacionales, gobiernos y analistas se encuentran tratando de determinar las razones por las que el crudo no deja de subir, los principales productores señalaron que la oferta existente cubre la demanda actual, por lo que no se requiere elevar, al menos por ahora.
No obstante, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) afronta una gran incertidumbre sobre cuánto invertir en su bombeo de crudo, cuando la estimación sobre la futura demanda oscila entre 29 millones y 38 millones de barriles por día para 2020, de acuerdo a un informe presentado luego de la reunión entre representantes del organismo y la Unión Europea.
Actualmente la OPEP produce cerca de 30 millones de barriles por día, pero los cambios en las políticas climáticas, el aumento en la flota de automóviles en los países en desarrollo y las medidas de productores que no integran la organización alterarían significativamente los patrones de consumo, destaca un informe de GWM Group.
A esta situación le acompañó, la semana pasada, la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de mantener la tasa de interés de referencia en 2%, enviando la señal de que la amenaza de la inflación creciente en la economía de este país es mayor que la preocupación de una desaceleración en el crecimiento.
El presidente de la Reserva, Ben Bernanke, señaló que aunque los riesgos de una reducción en el crecimiento económico persisten, parecen haber disminuido, mientras que los riesgos de incrementos en la inflación y en las expectativas han aumentado, según Bloomberg.
Con esta medida, la Reserva rompe la tendencia de alza en tasas de interés seguida desde 2004, cuando comenzó la política más expansiva de los últimos 20 años.





Ver comentarios