Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


¡Abrieron el puente de “la platina”!

| Lunes 29 mayo, 2017


¡Abrieron el puente de “la platina”!

A todos nos alegra mucho la noticia de que el al fin abrieron el puente Alfredo González Flores, "la platina".

Después de casi una década, entre los gobiernos Chinchilla y Arias se gastaron más de $8 millones en arreglos inútiles, dinero con el que se pudo construir un puente nuevo desde el inicio y evitarnos diez años de martirio.

La apertura de este nuevo puente de seis carriles es un alivio para los 100 mil vehículos que lo cruzan a diario, también es un golpe a la ineficiencia que ha imperado en el Conavi por años. Luis Guillermo demuestra que sí puede hacer cambios, menores, pero sustanciales, y que hay capacidad de ejecución de obra pública, esto duele en el PLN, que ha buscado desde mayo 2014, "embarrialarle la cancha” a Luis Guillermo Solís para volver al gobierno.

No obstante, por otro lado, nos encontramos con el problema de fondo, el de movilidad y transporte público. En Costa Rica, según el MOPT (2015) aumenta la flotilla vehicular en un 7% anual, esto es el equivalente de 70-90 mil vehículos nuevos al año, la mitad motos, pero sigue siendo un número muy alto, tan alto que nuestra red vial se hace pequeña para soportar esta “avalancha” de vehículos, la mayoría de ellos particulares que serán vendidos mediante un leasing y una cuota mensual relativamente baja que ronda los $250. Y es que hoy en día comprar carro, está a muy fácil alcance.

Según estudios de caso, en las grandes ciudades estadounidenses con tasas de flotilla vehicular proporcionalmente similares a la nuestra, y en donde se apostó a la ampliación de carreteras y puentes, el resultado fue desastroso, ya que la inversión en infraestructura no logró crecer al mismo ritmo que la flota vehicular, en palabras simples, había mucho carro y poco espacio. Lo mismo sucede en nuestro país, con una gran diferencia, nosotros no podemos construir obra pública vehicular tan rápido como en EE.UU., no tenemos el dinero, no tenemos la capacidad de ejecución y tampoco tenemos el espacio, estamos encerrados en el Valle Central, además la inversión en infraestructura tiene un retraso de varias décadas.

Dichosamente, existe un movimiento a nivel nacional encabezado por los colectivos de la sociedad civil que buscan alejarnos del modelo carrocentrista por un nuevo modelo de ciudad compartida que dé prioridad a peatones, transporte colectivo y bicicletas; en la Asamblea Legislativa estas propuestas son defendidas por diputados como Marcela Guerrero (PAC) quien ha sido lideresa en este proceso; José Ramírez (FA) y Ronny Monge (PLN) con varias iniciativas en esa línea y cada vez se suman más. Ellos han sabido escuchar a expertos como el fallecido Mauricio Leandro, quien fuera académico de la UCR con una visión muy clara de lo que es una ciudad caminable, segura y sostenible.

En conclusión, la apertura de “la platina” es un logro histórico contra la corrupción e ineficiencia pública, pero en materia de transporte, solo es un pequeño parche que no llenará las expectativas. A partir de su apertura, las presas ya no serán en el puente AGF, ahora serán en el Juan Pablo Segundo, en el Castella, en la Valencia o en la Pozuelo, es decir, el bloqueo no desaparecerá, solo se trasladará, el problema de fondo persiste, y ese problema es la gigantesca cantidad de vehículos y la visión anticuada de darles la prioridad de la vía y la ciudad
¿Soluciones? Urge hacer el cambio de paradigma, la pirámide invertida de la movilidad que se traduce en dar prioridad de uso de las vías a los peatones en primer lugar, al transporte colectivo en segundo lugar y solo al final a los vehículos particulares, desincentivando su uso. Las acciones concretas son varias: 1- Sectorización en el servicio de autobús, 2- Carriles exclusivos para buses, 3- Cierre del CTP y devolución de la rectoría en transporte público al MOPT, 4- Fortalecimiento del Incofer, 5- Promoción de la movilidad activa (bicicletas, peatones, etc.), entre otros.

De momento parece que estas propuestas no logran tener mayoría en el plenario legislativo ni en el Ejecutivo, y parece imperar la visión carrocentrista, nos queda tener paciencia con las presas de la capital y celebrar la ampliación de un puente como el mayor logro en la última década.

Paulino Madrigal Rodríguez
Asesor parlamentario
Fracción Frente Amplio