Enviar

ANALISIS

Batalla entre Asamblea y Sala IV por no reelección de Cruz

Abierto pulso por el poder

Quitando magistrados, diputados pretenden retomar control político

201211191530080.470.jpg
Un pulso por el poder viene pronto entre la Asamblea Legislativa y la Sala Constitucional.
La negativa del Congreso a la reelección de Fernando Cruz como magistrado de la Sala IV, no es otra cosa más que una advertencia y un “hasta aquí” a la supuesta injerencia y excesiva autoridad, que reclama el primer poder.
Decisiones del máximo tribunal en temas como el plan fiscal, la mina Crucitas y el TLC con Estados Unidos, no solo molestaron en la Asamblea Legislativa, sino también en Zapote.
Ya anteriormente, algunos líderes políticos de gran influencia en diferentes partidos y hasta en el Tribunal Supremo de Elecciones han puesto sobre la mesa de discusión una presunta intromisión de la Sala en el tema de la prohibición a realizar un referéndum para dar validez legal a las uniones entre personas del mismo sexo.
Con los nuevos hechos, surge una incógnita sobre si la Sala IV respetará la decisión de la Asamblea o, por el contrario, se la traerá abajo.
Las condiciones están dadas. Un puñado de recursos de amparo y una acción de inconstitucionalidad sobre la permanencia de Cruz ya fueron presentados a ese tribunal.
Los reclamos, incluido uno de varios jueces de la República y otro de Luis Fishman, diputado del PUSC, cuestionan que la negativa a reelegir a Cruz se hizo de manera extemporánea y por tanto, su permanencia en el cargo se habría aprobado de manera automática días atrás, por lo que el acto del Congreso del jueves pasado sería anómalo.
Pero las cosas no quedan ahí. No se descarta que otros integrantes de la Sala IV corran la misma suerte de Cruz, incluido, Luis Paulino Mora, quien funge como presidente de la Corte Suprema de Justicia y a quien le queda menos de un año para terminar su periodo.
En ese sentido, Fabio Molina, jefe de fracción de Liberación Nacional, indicó en días pasados que se podría hacer una recomposición de ese tribunal, alegando la reivindicación de poder de la Asamblea Legislativa frente a la Sala IV.
Por si fuera poco, las ocho fracciones en el Congreso acordaron impulsar una reforma para restarle potestades a la Sala IV.
Entre las medidas, se limitaría el campo de acción de los magistrados a solo acciones de inconstitucionalidad, mientras que los recursos de amparo quedarían en manos de otros tribunales.


201211182241480.n11.jpg

Esteban Arrieta/Natasha Cambronero
[email protected]
[email protected]

 

Ver comentarios