Enviar
Abierto entre lluvia
Victoria Azarenka logró avanzar a semifinales en uno de los pocos duelos que se pudieron jugar

Con la lluvia como principal protagonista, el Abierto de Estados Unidos, último Grand Slam, tuvo uno de esos días en que el agua era la invitada no deseada y el tenis lo que más se extrañaba en las canchas del estadio Flushing Meadows.
De los pocos duelos programados durante el día que se pudieron terminar, la bielorrusa Victoria Azarenka, número uno de la clasificación mundial, colocó su nombre en las semifinales de Nueva York con un triunfo en tres sets sobre la australiana Samantha Stosur, sétima del mundo.
Azarenka necesitó dos horas y 23 minutos de encuentro para superar a la jugadora oceánica por 6-1, 4-6 y 7-6 (5).
Este encuentro se suspendió en el tercer set, y cuando el marcador estaba 3-0 a favor de Azarenka, pero al regreso Stosur volvió a tomar ritmo y tuvo que definirse en tiebreak.
La australiana, campeona en 2011, también había perdido los seis enfrentamientos anteriores con la europea.
Ahora la número uno del mundo tendrá que esperar a la ganadora del juego entre la rusa Maria Sarapova, tercera del mundo, y la francesa Marion Bartoli, undécima de la lista. Este fue uno de los partidos del día que se vieron suspendidos por culpa de la lluvia.
Nada más se jugada el primer set y Bartoni estaba dando la gran sorpresa al tomar una ventaja de 4-0 sobre la rusa.
Mientras tanto, en los octavos de final de la rama masculina, el español David Ferrer superaba 7-5, 7-6 y 4-3 al francés Richard Gasquet pero el partido se detuvo en el tercer set.

Dinia Vargas y EFE
[email protected]


Ver comentarios