Enviar
Abe busca la salvación política

Primer ministro nipón cambió casi la totalidad de su gabinete

Tokio
EFE

Shinzo Abe, primer ministro japonés, cambió ayer a casi la totalidad de su Gobierno, incluidos ministerios clave como Asuntos Exteriores, Finanzas y Defensa, en busca de su supervivencia política tras la última derrota electoral.
Desde que hace once meses comenzó su mandato, Abe se ha visto acosado por constantes caídas de su popularidad y acusaciones de corrupción sobre varios miembros del Ejecutivo, que el 29 de julio desembocaron en la pérdida del control del Senado por parte de su partido, el Liberal Demócrata (PLD).
Para afrontar esa severa derrota, Abe cambió ayer, un mes después de los comicios, a 12 de sus 17 ministros y remodeló el liderazgo del PLD, proceso en el que ha apostado por la veteranía (la edad media de los nuevos ministros es 62,6 años).
Entre los Ministerios afectados están los más importantes: Asuntos Exteriores, Finanzas, Defensa, Sanidad, Justicia y portavoz de Gobierno, además de Agricultura, vacante desde la dimisión de su anterior ocupante por las acusaciones de corruptelas.
Sólo continúan en sus puestos los ministros de Educación, Cultura y Deportes, Bummei Ibuki; Economía, Comercio e Industria, Akira Amari; Tierras, Infraestructuras y Transporte, Tetsuko Fuyushiba; Política Económica y Fiscal, Hiroko Ota, y Reforma Regulatoria, Yoshimi Watanabe.
La remodelación ha implicado la salida del Gabinete nipón de algunas personalidades clave mientras muchos de los ministros entrantes ya tienen experiencia al frente de otras carteras.
El hasta ahora titular de Asuntos Exteriores, Taro Aso, amigo personal y rival político de Abe, es desde ayer secretario general del PLD, con la difícil tarea por delante de unificar a un partido famoso por sus facciones y vendettas políticas.
Le sustituye Nobutaka Machimura, que ya estuvo al frente de la cartera de Exteriores durante el mandato de Junichiro Koizumi, mientras otro ex responsable de la diplomacia nipona y ex titular de Justicia, Masahiko Komura, es el nuevo ministro de Defensa.
Ese Ministerio, que tiene apenas ocho meses de existencia, ha tenido ya tres ocupantes. Komura sustituye a Yuriko Koike, la primera mujer al frente de la Defensa nipona, quien ha caído en una de las luchas de poder clásicas del PLD, por un conflicto público sobre la sustitución de su número dos.
Como ministro portavoz actuará Kaoru Yosano, ex titular de Educación; para la cartera de Finanzas ha sido designado Fukushiro Nukaga, ex responsable de la Agencia de Defensa de Japón, y para Sanidad el antiguo comentarista político Yoichi Masuzoe.
Los nuevos ministros japoneses tienen un perfil más bien gris, pertenecen a distintas facciones del PLD y su edad es bastante avanzada, por lo general más de 60 años.
Con estos cambios Shinzo Abe quiere dejar atrás la histórica derrota electoral sufrida por el PLD el 29 de julio, cuando debió ceder la mayoría en la Cámara Alta el opositor Partido Democrático (PD), por primera vez en más de medio siglo.
El objetivo es lograr un mayor control de la financiación de las campañas electorales, acabar con las corruptelas y atajar los fallos en la gestión del sistema de pensiones que en julio llevaron a la desaparición de los registros de 50 millones de contribuyentes.
Los numerosos casos de corrupción han lastrado los apenas once meses en el Gobierno de Abe, cuya popularidad apenas está en el 30% y a quien se acusa también de falta de liderazgo.
Ahora está por ver si esta remodelación es capaz de cohesionar más el Gobierno y dar un nuevo impulso a un mandato de Shinzo Abe que, hasta ahora, nunca ha logrado despegar.
Ver comentarios