Enviar
Abandono de Hirvonen da título a Loeb

El francés Sebastien Loeb (Citroën) logró el viernes su octavo título de campeón del mundo de rallies tras el abandono por accidente en la segunda jornada del torneo de Gran Bretaña del finlandés Mikko Hirvonen (Ford).
El abandono de Hirvonen hace que Loeb, que lidera la prueba, tenga asegurado el título, el octavo de forma consecutiva, puesto que el equipo anunció, finalizada la etapa, que Hirvonen no continuará en carrera.
El también finlandés Jari-Matti Latvala es el segundo de la general a solo 1.1 segundos. Ante las cautelas del francés, Latvala supo mantenerse detrás de este en la tabla. Así, este sábado será el primero en pasar por los tramos, un gran inconveniente ante el estado de las pistas. Tercero es el noruego Mads Otsberg (Ford) a 1:13.5, de la cabeza.
Un golpe de suerte fue lo que finalmente definió el mundial de rallies. Habitualmente Hirvonen realiza una conducción cautelosa y no toma más riesgos de los necesarios para con una gran regularidad en sus resultados estar siempre en la pugna por el título. Pero en este rally debía ser diferente, tenía que salir a arriesgar desde el inicio, por la victoria, y su primer título.
Comenzó al ataque y consiguió arrebatar el liderato a Loeb, pero una mala trazada de una curva en el cuarto tramo, con cambio de rasante y peralte, le hizo dar un trompo en el que además golpeó el auto contra el tronco de un árbol.
El problema vino porque una rama entró en el vano del motor y le agujereó el radiador. Consiguió terminar el tramo, con cuatro minutos de retraso, pero en el enlace perdió todo el agua y ya no pudo llegar al parque de asistencia.
Aunque el equipo anunció, en un principio, que intentarían arreglar el carro para su reingreso este sábado, los problemas ocasionados en el motor y el tiempo perdido hicieron desistir en el intento.
Así, con su octavo título en el bolsillo, y tras haber hecho historia, Loeb luchará este sábado por la victoria, puesto que en su afán por el triunfo no tiene límites y querrá celebrar el campeonato desde lo más alto de la clasificación.

Madrid/EFE

Ver comentarios