A pique recaudación por multas
Enviar
Por inconstitucionalidad en Ley de Tránsito
A pique recaudación por multas

Ahorro de ¢13 mil millones para conductores

Al iniciar el año, el panorama era prometedor para el Cosevi. Multas altas significaban una jugosa entrada de más de ¢20 mil millones.
Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, la recaudación millonaria se vino a pique.

La ilegalidad de un puñado de artículos de la Ley de Tránsito reducirá los ingresos a unos ¢7 mil millones en el mejor de los casos.
Esto significa una mala noticia para el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), que recaudará un 65% menos de lo esperado para este año.
Pero al mismo tiempo, es una buena noticia para los conductores, quienes ahorrarán unos ¢13 mil millones, por multas declaradas desproporcionadas.
Durante este año, diez artículos de la Ley de Tránsito, con sanciones de hasta ¢351 mil se anularon por criterio de la Sala Constitucional.
Por ejemplo, las multas asociadas a conductas como no usar el cinturón o irrespetar una luz roja pasaron a ser ilegales.
La misma suerte corrieron otras penas, como violentar las señales fijas y conducir 20 kilómetros por hora por encima del límite establecido.
En todos los casos, se fijaron sanciones que regían en 1993 y que son menos severas, pues oscilan entre ¢2 mil y ¢20 mil.
Pero la recaudación por concepto de multas podría ser aún más baja.
En estos momentos, casi 100 reclamos están pendientes de resolver por la Sala Constitucional, entre acciones de inconstitucionalidad y recursos de amparo.
Solo el año pasado, los magistrados conocieron más de 400 acciones contra esa ley, por supuestamente violentar los principios de “razonabilidad y proporcionalidad” en las multas.
Precisamente, para adecuar las sanciones a la realidad económica, los diputados aprobaron a finales de junio una reforma a la Ley de Tránsito.
Esa propuesta establece una reducción en las sanciones de hasta un 80% en el mejor de los casos.
En ese sentido, las multas se dividieron en cinco categorías. La pena más alta sería de ¢280 mil, mientras que la más baja de ¢20 mil.
A delitos como conducir ebrio, virar en U o rebasar en una curva, se les aplicará la sanción más alta.
Para que la rebaja entre a regir, la propuesta debe ser avalada por los magistrados, quienes ya estudian su legalidad.
Las decenas de reclamos contra la ley es algo que preocupa a Silvia Bolaños, directora del Cosevi.
“Creíamos que los conductores iban a parar de presentar reclamos ante la Sala IV, pero eso no ha sido así, siguen acudiendo a la Sala IV sin importar el monto de la sanción”, añadió Bolaños.
La principal entrada económica del Cosevi proviene de las multas e intereses que se generan por la mora en el pago.
Esto significa que al reducir la recaudación, la institución tendrá menos dinero para invertir en seguridad vial, explicó Bolaños.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios