Enviar
Coalición de partidos opositores siembra panorama de entrabamiento para planes de presidenta electa
Cancha política se embarriala para Laura

Las palabras que más se escuchan en este momento en los corrillos políticos del país son: “diálogo, consenso, negociación”.
Lo cierto es que a pesar de esas “buenas intenciones” ya se percibe que los temas sensibles de la agenda que impulsa la presidenta electa, Laura Chinchilla tendrán que enfrentar a una Asamblea Legislativa más dividida en comparación a la actual y donde se denotan discrepancias.
A lo anterior hay que unir la posibilidad de un directorio legislativo en manos de la oposición tal y como lo pretenden los partidos Acción Ciudadana (PAC), Unidad Social Cristiana, Movimiento Libertario (ML) y Accesibilidad sin Exclusión que juntos reunirían 30 votos, suficientes para apoderarse de tan importante órgano político. Un escenario que desde el gobierno de 1966-1970 no se presentaba.

Obviamente, esto sería un obstáculo mayúsculo para el gobierno y para el Partido Liberación Nacional (PLN) que apenas eligió 24 legisladores.
A ese cuadro negativo para el futuro Gobierno y su fracción parlamentaria hay que sumar iniciativas de comercio exterior, aperturas de mercados, reformas fiscales e impuestos que serán motivos de un mayor enfrentamiento entre los diputados que inician funciones el 1° de este mayo.
Sin duda, el plan que tiene mayor recelo por parte de la oposición es el de la apertura del mercado de la electricidad. Esta iniciativa permitiría a cualquier empresa pública o privada producir electricidad con fuentes renovables sin someterse a las limitaciones de la legislación vigente.
Hasta ahora solo los diputados del PLN están a favor de este plan. Por razones ideológicas, los libertarios podrían respaldar esta iniciativa.
Por su parte, los 11 futuros legisladores del PAC más José María Villalta electo por el Frente Amplio se muestran en total desacuerdo.
“Se pretende que actores privados intervengan en la compra y venta de energía eléctrica y los precios serían liberalizados, con lo que se afectarían las políticas de subvención hacia sectores vulnerables”, adujo Juan Carlos Mendoza, próximo jefe de fracción del PAC.
En el ámbito comercial, el Tratado de Libre Comercio con China tiene solo el respaldo asegurado del PLN; el resto de diputados tienen reservas ante las críticas de los industriales.
“Nos parece que es un acuerdo que se negoció en términos desiguales, sin tomar las previsiones de protección a una economía como la nuestra que es mucho más pequeña que la china”, dijo Villalta.
De igual modo, la intención de establecer impuestos podría traer desasosiego en Cuesta de Moras. En este sentido hay dos propuestas: el oficialismo pretende gravar con un 2% sobre la renta a las casas de apuestas electrónicas y casinos para financiar el presupuesto para seguridad; este plan lo respalda por el momento el PAC, pero no es del agrado del ML, agrupación que se opone a más gravámenes.



Carlos J. Mora
[email protected]


Ver comentarios