Enviar
A lanzar zarpazos
Tiembla Nueva York porque un Tigre quiere devorarlos

Con la serie 0-2, y sin su jugador insignia Derek Jeter, los Yanquis de Nueva York buscarán hoy una victoria ante los Tigres de Detroit, quienes tendrán tres partidos en casa para poder liquidar al equipo de Joe Girardi e inscribir su nombre en el Clásico de Octubre.
Para colmo de males, los Yanquis deberán enfrentar al lanzador Justin Verlander, premio Cy Young y jugador más valioso de la Liga Americana, la temporada anterior, que buscará doblegar a Nueva York y ponerlo en jaque.
Verlander enfrentará la baja ofensiva de los dominicanos Robinson Canó y Alex Rodríguez, así como de Nick Swisher y Curtis Granderson, lo que ha provocado que dependan de los jonrones salvavidas de Raúl Ibáñez.
Verlander, líder en ponches en la etapa de grupos, blanqueó a Oakland en su más reciente salida y acumula dos triunfos sin reveses con 22 ponches y promedio de 0,56 en 16 entradas en la postemporada.
Canó tuvo una racha de 23 juegos bateando indiscutibles en junio/julio y finalizó los últimos nueve partidos de la ronda de grupos con 24 hits en 39 turnos al bate, en los que anotó 11, impulsó 14 y pegó tres cuadrangulares. No obstante, en la postemporada Canó tomó una racha negativa que se extiende a 26 turnos sin conectar un solo imparable. “Sabemos que es un gran bateador y está batallando ahora por salir del mal momento”, dijo Girardi, agregando que “afronta una situación verdaderamente preocupante y esperamos pronto vuelva a ser el de siempre”.
A esta crisis con el bate se suma la situación, no menos engorrosa, de Alex Rodríguez, el pelotero con el contrato más jugoso en la Gran Carpa, pero con un bajo rendimiento año tras año cuando comienza la segunda ronda.
“A-Rod”, como se le conoce al antesalista de los Yanquis, ha conectado tres sencillos en los seis choques frente a Baltimore y Detroit, con 12 estacazos.
A la mala situación de los Yanquis se agrega la fractura de tobillo de su capitán Derek Jeter, quien se pierde el resto de la postemporada. Jeter es el segundo mejor bateador de los mulos en playoffs.
Ahora en su sede del Comérica Park, los Tigres buscarán los dos triunfos que les darían el pase a la Serie Mundial, a la que no asisten desde 2006. Sería la tercer vez consecutiva que los felinos eliminan a los Bombarderos del Bronx, en postemporada.
“Estamos jugando un buen béisbol”, afirmó el venezolano Miguel Cabrera, ganador de la triple corona ofensiva. “Nuestro pitcheo ha respondido y todos estamos muy entusiasmados por jugar ante nuestro público en Detroit”.
En la otra serie, anoche jugaban los Cardenales de San Luis de visita en San Francisco, el segundo partido por el título de la Liga Nacional, con ventaja de 1-0 para los Pájaros Rojos.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios