Enviar
A la espera del Chávez candidato

Venezuela aguarda a que el presidente Hugo Chávez regrese de Cuba, donde se recupera de un operación de un tumor canceroso, con muchas incógnitas sobre cómo asumirá su actividad de candidato a las presidenciales de octubre tras la recaída de su enfermedad.
A siete meses para las elecciones en que se enfrentará al candidato opositor, Henrique Capriles, Chávez se prepara para la campaña recuperándose en La Habana, donde fue operado el pasado día 26, por segunda vez en nueve meses, de un nuevo tumor canceroso en la zona pélvica.
Chávez, que según el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, regresará a Caracas a principios de la semana próxima, ha sido ratificado como candidato por su partido, seguidores y por él mismo, aunque para analistas consultados por Efe la recaída condicionará la forma en que el mandatario hará campaña.
En ese escenario, los analistas vislumbran un Chávez con mayor presencia en medios de comunicación y menor en la calle, muy arropado por su equipo de Gobierno y de partido, y una campaña completamente condicionada por su proceso de recuperación.
"Probablemente, lo que el presidente va a procurar hacer ahora es tratar desesperadamente de que se note de que independientemente de que él no puede estar al ritmo de Capriles dando vueltas por el país, él está bien", dijo a Efe el presidente de la encuestadora Datanalisis, Luis Vicente León.
León opina que el mandatario "está bien" y que a su favor juega el hecho de que, a diferencia de su adversario, no necesita una gran campaña en la calle porque es ampliamente conocido en el país.
"Chávez está en campaña, pero está enfermo", dijo León, al apuntar que el mandatario debe tratar de que los venezolanos entiendan que no hay un vacío de poder y que está mandando, y la manera de hacerlo no estando él será a través de sus funcionarios.
"Vamos a ver un incremento significativo de esa presencia básica del Gobierno y todos sus funcionarios dando vueltas por el país", aseguró el analista, para quien el padecimiento de Chávez no es una enfermedad "crítica".
El gobernante, que aspira a su tercera reelección en los comicios presidenciales del próximo 7 de octubre, admitió este martes que no puede "estar como caballo loco en estos días, en estos meses".
Chávez convalece en Cuba de una operación en la que se le extirpó un nuevo tumor de dos centímetros en el mismo lugar donde a mediados del año pasado le extrajeron otro que también resultó canceroso y del que sólo se ha precisado que estaba en la zona pélvica.
Para el politólogo Carlos Romero, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela, la campaña electoral que se avecina "no será precisamente un ramo de rosas" y se producirán muchos contratiempos.
A su juicio, el movimiento propagandístico estará signado por la enfermedad del presidente y si éste "la puede o no controlar".
Romero indicó a Efe que aunque es evidente que Chávez sigue estando enfermo y "se ha demostrado" que ha sido un paciente poco disciplinado, el mandatario es "una persona muy testaruda" que insiste en que no tiene nada y que puede seguir siendo el jefe de Estado y candidato presidencial.
El coordinador de Asuntos Internacionales del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Rodrigo Cabezas, dijo a Efe que si bien el gobernante puede estar de reposo entre marzo y abril, la campaña electoral se iniciará "formalmente" el primero de julio, momento en el que se espera que el mandatario esté recuperado.
"Nadie está desesperado por el tema de la campaña (...), nadie está angustiado", aseguró Cabezas, aunque apuntó a que "el partido está activado" y "sigue desplegado" como Gobierno.
Según Cabezas, el hecho de que Venezuela ya cuente con 18 millones de electores obliga a los partidos políticos organizados a trabajar mucho, no solo con los medios de comunicación "formales históricos" como la prensa, la radio y la televisión", sino también con las redes sociales que en la última década se han fortalecido.
"El tipo de campaña se adecuará, no solo a las condiciones del presidente; él lo determinará y yo lo dije, va a ser bien complicado frenar al presidente, porque él va a salir a la calle a hablarle a la gente", dijo este lunes en rueda de prensa el vicepresidente del partido de Gobierno, Diosdado Cabello.
Aclaró, además, a modo de advertencia, que a diferencia de Capriles, Chávez es el presidente en ejercicio y, como tal, le corresponde protagonizar actos de Gobierno "todos los días" y "sin ningún tipo de restricciones.

Caracas/EFE
Ver comentarios