Enviar
Martes 23 Marzo, 2010

A la caza de los jubilados en Costa Rica

Más de cuatro décadas han pasado desde que se firmó la Ley No.4812 del 28 de julio de 1971, para residentes pensionados o rentistas y reformada posteriormente por las leyes No.6780 del 15-7-83, 6975 del 30-4-84 y 6982 del 18-12-84.
El pasado jueves 18 de febrero se declaró de interés público nacional el cluster de retirados, esta fórmula propuesta por el Ministerio de Competitividad viene a rescatar este gran proyecto por décadas congelado y que podría generar grandes dividendos para el país a corto y mediano plazo.
El nuevo concepto es más pensado, y la empresa privada está más clara en las necesidades de estos grupos y contempla hacer comunidades denominadas de “retiro de cuidado continuo” que ofrecen cuatro alternativas: retiro activo, vida independiente, vida asistida y enfermería especializada de menor a mayor grado de dependencia.
El gobierno por su parte ha identificado ocho zonas para instalar este tipo de proyectos en Guanacaste, Puntarenas, Alajuela y Cartago, pero debería incluir a San José y Heredia, porque muchas personas mayores son de la ciudad y les gusta estar más en esta.
Los números que da el ministro de Competitividad don Jorge Woodbridge son alentadores en cuanto a la aspiración de atraer 10. mil jubilados por año.
Sabemos que como país, tenemos sobradas razones para atraer a todos esos jubilados, el clima, la estabilidad social, económica y política, a la par de nuestra cordialidad, el grado de educación, el ambiente y la cercanía de ciudades como Miami o Houston que permiten hacer las conexiones al resto del mundo son las principales, sin embargo necesitamos más que eso.
El gobierno debería desempolvar la Ley No.4812 y modificarla para incentivar la atracción de los jubilados, Panamá se perfila como nuestro gran competidor. Los incentivos hasta ahora propuestos son simples caramelos, deberíamos pensar en dar otro tipo de incentivos como por ejemplo el no pago de impuestos a los jubilados que traigan un vehículo híbrido o eléctrico, o aquellas personas que hagan inversiones por mas de $500 mil en la compra de su casa u apartamentos, o que depositen sumas mayores al millón de dólares en nuestros bancos.
El planteamiento está hecho, la empresa privada hará sus propios esfuerzos en la atracción de los jubilados, pero el gobierno deberá también promocionar como país este tipo de iniciativas al igual que lo hace con el turismo y el comercio.

Carlos Vílchez Navamuel
Consultor de Bienes Raíces