Enviar
Causan una de cada cinco muertes en vías
A gran velocidad viaja el peligro: tráileres

Aumenta la cantidad de accidentes mortales en relación con el año pasado

Quizá cuando conduce por alguna de las principales carreteras del país ha visto un tráiler a gran velocidad junto a usted y pensó que lo mejor era quitar el pie del acelerador y dejarlo pasar.
Si actuó de esa forma, fue lo más prudente; si no, es mejor que lo piense dos veces la próxima vez que esté en una situación similar.
Aunque estos camiones son una mínima parte de los vehículos que circulan en el país a diario, entre enero y setiembre estuvieron involucrados en una de cada cinco muertes en carreteras.
Lo peor de todo es que de mantenerse el ritmo actual, a final de año habrá un incremento en este tipo de accidentes de un 18% en relación con el año pasado.
Esta tendencia al alza fue más que evidente a mediados del mes pasado, cuando seis personas fallecieron en la ruta que comunica a San José con el Caribe.
Pero, ¿a qué se debe que los 30 mil tráileres que ruedan en el país provoquen el 20% de las muertes en carreteras?
La velocidad con la que circulan, así como una deficiente cultura vial que caracteriza a los choferes de esos automotores podrían explicar parte del fenómeno.
Un ejemplo de ello es el accidente que sufrió Antonio Alvarez Desanti, político del PLN que casi pierde la vida en noviembre de 2009, cuando un cabezal lo golpeó a gran velocidad cuando conducía su bicicleta por la autopista Florencio del Castillo.
“Los conductores en general no son amigables con las bicicletas, pues las ven como un obstáculo en la vía, y si uno anda en uniforme lo ven como un vagabundo. La educación vial es la única forma de cambiar esta situación”, indica Alvarez.
Otros aspectos que podrían estar influyendo en el aumento de accidentes fatales están relacionados con el estado de las llantas de los tráileres, pues las autoridades han detectado muchas deficiencias en ese aspecto.
Por otra parte, la mitad de los vehículos pesados que transitan por el país no están sujetos a las leyes nacionales de tránsito, ya que se trata de automotores con placas extranjeras y choferes con licencias de otros países, por lo que la policía no los puede multar aunque sobrepasen los límites de velocidad o irrespeten las señales, entre otros delitos.
“El hecho de que no tengan que responder ante la ley de tránsito hace que muchos conductores extranjeros sean más confiados de la cuenta. Estamos haciendo esfuerzos con otros países para establecer un registro único y evitar esta situación”, explica Silvia Bolaños, directora del Cosevi.
En ese sentido no se lleva registro de cuántos conductores foráneos han estado implicados en accidentes este año, pero las autoridades sí los consideran un riesgo por la razón descrita.
Hasta el momento la policía de tránsito tiene reportados 54 muertos relacionados con accidentes con tráileres, mientras que hace un año había 49 decesos para el mes de setiembre.
Debido a que estos camiones ruedan principalmente en las rutas nacionales, es ahí donde se han escenificado la mayor cantidad de accidentes fatales.
La vía entre la capital y el Atlántico es la más peligrosa (30 muertos), seguida por la autopista General Cañas (20 decesos) y la vía que conduce a la carretera a Pérez Zeledón (16 fallecidos).
Para tratar de reducir los accidentes fatales, se ha promovido un curso de “manejo a la defensiva” por parte de la Cámara de Transportistas de Carga, el cual se empezará a impartir entre los choferes el otro año.
Este manual consiste en respetar todas las señales de tránsito y al mismo tiempo, estar atento a lo que hacen otros conductores.
Los representantes de los camioneros niegan que los automotores pesados sean los principales responsables de los accidentes, pues aseguran que en muchos de los casos, la responsabilidad es de los conductores de los otros vehículos.
“Es muy lamentable para el sector todos estos accidentes que se han dado, sin embargo, con todo el respeto para las familias de las víctimas, la mayoría de las muertes es más responsabilidad de los conductores que no manejan un camión, porque ellos tratan de rebasar”, indica Francisco Quirós, director ejecutivo de Canatrac.

Esteban Arrieta
earrieta@larepublica.net
Ver comentarios