Enviar
A Gadafi se le está acabando el dinero
El régimen del líder libio Muammar Gadafi podría llegar a su fin en cuestión de semanas debido a que las sanciones internacionales le restringen los fondos y los rebeldes y las fuerzas de la OTAN detienen los cargamentos de combustible, dijo Farhat Bengdara, que dirigía el banco central de Libia antes de desertar.
El gobierno de Gadafi tenía $500 millones en efectivo a fines de febrero, cuando Bengdara huyó, explicó el ex banquero en una entrevista en Dubai ayer.
“Eso casi se ha agotado”, dijo Bengdara. “No tienen combustible para los tanques. En cuestión de semanas” Gadafi se verá obligado a dejar el poder, agregó.
Los líderes occidentales y árabes han reclamado el fin del régimen de cuatro décadas de Gadafi, y los aviones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte atacan a sus fuerzas como parte de una campaña militar que está por entrar en su cuarto mes. Gadafi ya ha resistido más de lo que anticipaba la OTAN. Se preveía que la misión militar duraría “semanas, no meses”, declaró ante el parlamento el ministro de Relaciones Exteriores de Francia Alain Juppé en París el 24 de marzo.
“Debemos ser justos con ellos”, dijo el 9 de junio el almirante de la Marina francesa Philippe Coindrau en una videoconferencia de prensa desde el portaaviones Charles de Gaulle estacionado frente a la costa libia. “Nuestros adversarios son sumamente profesionales, sumamente reactivos y sumamente agresivos. Tienen experiencia y están bien entrenados y no dudan en usar la violencia”.
Coindrau dijo no ver indicios de que las fuerzas de Gadafi hayan podido reemplazar los equipos perdidos o adquirir combustible y municiones. “Día a día vemos el desgaste de las fuerzas de Gadafi”, explicó.
Como una señal de que las finanzas están en mal estado, el gobierno de Gadafi ha pedido a los bancos comerciales que entreguen toda la moneda fuerte que tengan, dijo Bengdara. Cuatro gerentes de bancos de primera línea han desertado, señaló, aunque no quiso revelar los nombres para proteger a sus familias. El régimen también posee 155 toneladas de lingotes de oro que no pueden utilizarse fácilmente para pagar pertrechos, señaló.
Los aviones de la OTAN vigilan los movimientos en tierra, haciendo difícil el abastecimiento de combustible a las fuerzas del régimen. “Trataron de importar combustible por todos los medios, pero no pudieron”, agregó Bengdara.
Libia producía 1,4 millones de barriles de crudo por día antes del conflicto, aunque el país no ha podido exportar petróleo desde que comenzaron las incursiones aéreas de la coalición. Las refinerías también se han cerrado debido a los combates. En abril, un buque tanque transportó un millón de barriles provenientes de la zona controlada por los rebeldes, que fueron comercializados por la empresa petrolera nacional de Qatar.
“Los británicos y los franceses sobrestimaron a los rebeldes y subestimaron por completo el apoyo a Gadafi”, dijo en una entrevista telefónica Karim Mezran, profesor de ciencias políticas de la Universidad Johns Hopkins de Bolonia, Italia, e investigador del Centro de Estudios Estadounidenses de Roma. Señaló que el resultado más probable es una división semipermanente entre la región oriental de Cirenaica bajo control rebelde y la región occidental de Tripolitania bajo control leal.

Abu Dabi
Bloomberg y EFE



Ver comentarios